Mitos y verdades

Cuando alguien que está siendo atendido sufre incontinencia por primera vez, puede resultarle incómodo hablar sobre ello y existen algunos mitos que precisamente no ayudan demasiado. Las siguientes cuestiones ayudan a distinguir algunos mitos de la realidad. Simplemente haz clic en Verdadero o Falso para conocer las respuestas que te interesen.

La incontinencia sólo afecta a personas muy mayores.
Si realmente lo intentaran, las personas afectadas podrían controlar su incontinencia.
Hablar de incontinencia puede incomodar al que la padece.
Cuidar a alguien con incontinencia implica dejar de salir.
Tenemos que acostumbrarnos a los malos olores.
Todos los productos para la incontinencia son iguales.