Ejercita el control

Con el ejercicio correcto, puedes reducir las pérdidas de orina. Estos ejercicios fortalecen los músculos de tu suelo pélvico, mejoran el control de la vejiga y te ayudarán a solucionar las pérdidas de orina.
Contracción

Contracción

Prueba a ejercitar el suelo pélvico para controlar las pérdidas de orina. Solo hay que contraer y ejercitar los músculos adecuados para fortalecer tu suelo pélvico. Puedes contraerlos en cualquier lugar, así que ¡empieza ya mismo!
Icono de ejercicio

Ejercicios

Antes de empezar, busca los músculos correctos que debes activar. La forma más fácil es apretar los mismos músculos que utilizas para contener los gases. Cuando aprietes los músculos exactos, estarás ejercitando los músculos de tu suelo pélvico. Al realizar estos ejercicios mejorarás la fuerza y resistencia de tus músculos, lo que ayuda a evitar las pérdidas de orina.

Icono de fuerza

Fuerza

Contrae los músculos del suelo pélvico durante uno o dos segundos. Relaja 10 segundos y repite, completando hasta 10 repeticiones. Intenta no contraer las nalgas ni apretar los muslos ni el estómago a la vez mientras haces este ejercicio.

Icono de perseverancia

Perseverancia

Usa la misma técnica que para el ejercicio de fuerza pero, esta vez, en lugar de repetir contracciones breves, contrae durante 10 segundos, repitiendo hasta 10 veces. Relaja 20 segundos entre cada repetición.

Icono de resistencia

Resistencia

Intensifica el ejercicio añadiendo resistencia al abdomen cuando hagas los ejercicios de fuerza y perseverancia.

Icono de contracciones fuertes

Consejo para expertos: Contracciones fuertes

¿Crees que ya dominas los ejercicios anteriores? Intenta contraer y soltar los músculos del suelo pélvico con fuerza y rápidamente. Repite hasta 10 veces.

Recuerda: para que los ejercicios empiecen a hacer efecto, tendrán que pasar varias semanas hasta que notes una mejoría. Hasta entonces, no dejes de practicar a diario.

Icono de control de la vejiga

Control de la vejiga

Mantén el control de tu vejiga planificando tus visitas al baño y controlando la cantidad de líquido que bebes. Por ejemplo, si bebes un litro y medio de agua diario, es completamente normal ir al baño hasta 8 veces al día. Si necesitas orinar más, usa los ejercicios del suelo pélvico que hemos explicado para ayudarte a controlar.

Las ventajas del ejercicio

Testimonios

Los ejercicios se convirtieron rápidamente en una rutina diaria

David
48 años

Ventajas físicas del ejercicio

  • Mayor control de la vejiga
  • Mayor fortaleza mental y física
  • Menor nivel de estrés
  • Mejor vida sexual

Testimonios

Me he convertido en mi propio entrenador personal. Y el trabajo duro ha tenido su recompensa.

Ricardo
66 años

Historias

“Me di cuenta de que tenía que hacer algo”

Lee las historias de Pedro, Manuel y Ricardo, hombres que sufren de pérdidas de orina y han aprendido a retomar el control de sus vidas.

La historia real de Manuel

What are cookies?

Lorem ipsum dolor sit amet lorem ipsum dolor sit amet lorem ipsum dolor sit amet.