Historia de Ricardo

Averigua qué hace Ricardo para no rendirse a la hora de combatir las pérdidas de orina.
ME HE CONVERTIDO EN MI PROPIO ENTRENADOR PERSONAL
Ricardo , 66 años

Vale, es cierto que no vamos a vivir para siempre. Pero, aún así, oír cómo te diagnostican cáncer de próstata no deja de ser un golpe muy duro. Me operaron de próstata en abril de 2011 y todo salió muy bien. Al principio, tras la cirugía, tuve que usar una sonda. Era un poco engorroso y, cuando me la quitaron, hablé con un urólogo sobre cómo volver a retomar mi vida normal.

La operación de próstata había debilitado mis músculos del suelo pélvico, por lo que al principio no podía parar el flujo de orina. Me recomendaron ejercicio y usar protectores específicos para hombres. Cuando empecé a usarlos me sentía extraño, pero eran muy discretos. Y aunque los protectores no se notaban mucho, decidí hablar del tema sin tapujos.

En esta vida he aprendido que la gente responde según la actitud que tengas. Si pareces relajado y tratas las cosas abiertamente, el resto hará lo mismo. Ahora bien, no es que vaya con un cartel diciendo a todo el mundo lo que me ocurre pero, cuando surge el tema, procuro tomármelo con naturalidad. Si es lo que me ha tocado vivir, no tengo por qué esconderme.

Me he preocupado por hacer mis ejercicios y me he convertido en mi propio entrenador personal. Y el trabajo duro ha tenido su recompensa. No ha sido una recuperación rápida pero noto mejoría, así que sigo adelante con ello. Mi objetivo es conseguir pasar entre 3 y 4 horas sin tener que ir al baño, y no usar protectores. Aún queda trabajo por hacer, pero hasta ahora es un gusto haber recuperado muchas facetas de mi vida.

What are cookies?

Lorem ipsum dolor sit amet lorem ipsum dolor sit amet lorem ipsum dolor sit amet.