SCA no solo tiene que ver con soluciones TENA para la incontinencia,
sino también con un compromiso real con la sostenibilidad

SCA es muy consciente de que la sostenibilidad y la seguridad de los productos son factores importantes para los clientes y los consumidores.

El compromiso continuo de SCA con la sostenibilidad se traduce siempre en acciones concretas.

Estos son tres ejemplos recientes y destacables.

El primero es el reciclaje de los restos de fabricación de los productos para la incontinencia: la fábrica de TENA en Quebec es la primera que los mezcla para crear madera sintética, utilizada para fabricar bancos ecológicamente sostenibles.

El segundo es la creación de parques eólicos, donde ya se han puesto en marcha  186 turbinas, con el objetivo de llegar a una cifra mucho mayor en 2020, que convertirá a SCA en uno de los principales productores de electricidad renovable, libre de emisiones.

Y por último, pero no menos importante, el programa de Fuente de Árboles, una iniciativa de plantación de árboles a favor de diferentes instituciones locale, proporcionándoles así verdaderos oasis naturales.

Estas son solo algunas de las iniciativas lanzadas para apoyar de forma tangible la sostenibilidad, porque SCA y TENA son mucho más que soluciones para la incontinencia.

 

Sostenibilidad

La sostenibilidad se define como, “un desarrollo que cubre las necesidades presentes, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de cubrir sus propias necesidades”. Este es nuestro principio rector en todas las áreas de nuestro trabajo con la sostenibilidad.
Ref – Informe Brundtlandt “Nuestro futuro común” (1987)

Nuestra política de sostenibilidad

SCA existe con el fin de crear valor para los accionistas de la empresa, mejorar las condiciones y calidad de vida de sus empleados y contribuir al bienestar económico, medioambiental y social de sus clientes, proveedores y países en los que la empresa opera. SCA da mucha importancia a las materias primas renovables y reciclables y se esfuerza por ofrecer productos y servicios respetuosos con el medioambiente. Productos y servicios que deben ser capaces de cubrir las necesidades de clientes y consumidores respetando funcionalidad, economía, seguridad e impacto medioambiental. Declaraciones de la política:

  • SCA ejercerá sus actividades de acuerdo con las normas más exigentes de las mejores prácticas empresariales y cumpliendo plenamente con toda la normativa vigente. SCA está comprometida con el desarrollo sostenible de su negocio, considerando todos los aspectos económicos, medioambientales y sociales.
  • SCA está comprometida con la transparencia y la comunicación abierta sobre sus prácticas medioambientales y sociales. Aspira a mantener un diálogo con sus partícipes con el fin de contribuir al desarrollo de las mejores prácticas globales. SCA exige el mismo compromiso con la transparencia y la comunicación abierta de sus proveedores y subcontratistas.
  • SCA evalúa el impacto medioambiental de sus productos durante las diversas etapas de su vida, incluyendo a proveedores y subcontratistas en este proceso.
  • SCA promueve Sistemas de Gestión Medioambiental apropiados y reconocidos en toda su organización. SCA continuamente revisa y amplía sus objetivos y metas, para reducir su impacto medioambiental global.
  • SCA aspira a ofrecer un entorno de trabajo seguro y libre de discriminación para sus empleados. Todas las unidades deben, como mínimo, cumplir estrictamente la legislación nacional y los convenios colectivos. SCA se esfuerza activamente por la mejora continua de la seguridad y salud laboral.

El ciclo de vida de nuestros productos

Avanzando

Los tiempos han cambiado y hemos avanzado en la manera de pensar acerca de nuestros productos y cómo se producen. Para tener una visión realmente integral de un producto, es necesario tener en cuenta todas las diversas etapas de su ciclo de vida. Esto significa recopilar datos desde el principio de la extracción de los recursos naturales (p.ej. petróleo, minería, silvicultura) y a continuación incluir todos los demás factores del ciclo de vida del producto: su elaboración, fabricación, transporte, uso por parte del consumidor y desecho. Al adoptar esta visión integral, a menudo denominada ‘from cradle-to-grave’ o “de principio a fin”, evitamos trasladar la carga medioambiental de una fase del ciclo vital a otra.

Evaluación del ciclo de vida

Para examinar el ciclo de vida de un producto, utilizamos una metodología denominada Evaluación del Ciclo de Vida (ECV), ampliamente aceptada tanto en el sector como por las autoridades regulatorias. Las normas ISO 14040 – 14044 establecen los principios y marco para realizar una ECV.

Se han llevado a cabo ECV de manera regular de los productos TENA desde hace más de diez años. A principios de los noventa, empezamos a desarrollar una base de datos interna de ECV y ahora iniciamos una ECV para cada producto nuevo como parte integral del proceso de desarrollo.

Proteger nuestros recursos naturales

Los resultados de todas las ECV muestran claramente que la principal carga medioambiental ocurre durante la producción de la materia prima. Por consiguiente, es vital que utilicemos materiales en nuestros productos de la manera más eficiente, sin comprometer la función del producto y estableciendo un diálogo constante con nuestros proveedores.

Etiquetado medioambiental

El impacto medioambiental

En SCA, evaluamos el impacto medioambiental de todos nuestros productos utilizando la Evaluación del Ciclo de Vida (ver arriba). Esto ofrece una perspectiva mucho más amplia sobre el impacto medioambiental de un producto y, además, garantiza que nuestros desarrollos sean ecológicamente responsables. Los resultados de las ECV pueden utilizarse para un tipo de etiquetado ecológico denominado Declaración Ambiental de Producto (DAP). La DAP es una etiqueta internacional basada en la norma internacional ISO 14025. También elaboramos hojas informativas ambientales de todos los grupos de productos, describiendo el producto y sus materiales. Algunos de estos datos provienen también de las ECV.

Una visión general de nuestra logística

Hacer un recorrido más eficiente

Creemos que un sistema logístico eficaz es una parte fundamental de nuestra política ambiental. Nos esforzamos constantemente por desarrollar y mejorar nuestro sistema de logística a través de las siguientes acciones:

  • Elaborar productos de tal manera que podamos utilizar los materiales de la forma más efectiva posible. Esto también significa que podemos cargar más por unidad cúbica.
  • Crear un sistema de distribución eficiente y garantizar que todos los camiones salgan del almacén con una carga completa.
  • Mantener un elevado nivel de servicio y entregar todo el pedido del cliente en la primera entrega, manteniendo el número de traslados al mínimo. 
  • Elegir proveedores dentro de una proximidad geográfica razonable.
  • Encargar materias primas de manera razonable para que nuestros proveedores puedan maximizar el uso de sus recursos de transporte.

Nuestro compromiso con el empaquetado y el reciclaje

La necesidad del empaquetado

El empaquetado tiene que funcionar bien para mantener la integridad del producto y todas sus propiedades. Si el producto se daña y no puede utilizarse, toda la energía y los esfuerzos empleados para su producción se habrán desperdiciado. En Europa, la “Directiva de Empaquetado” establece una norma legislativa que debe cumplir el empaquetado.

¿Quién es responsable del reciclado?

En la mayoría de los países de Europa, la recogida y reciclaje de materiales de embalaje es responsabilidad del productor. Por consiguiente, la empresa que saca el producto y su empaquetado al mercado es responsable económicamente de asegurar su recuperación de la manera más eficiente para el medioambiente. La recogida y recuperación suele realizarse por medio de organizaciones sin ánimo de lucro, reflejada con un logotipo en el envase, como el Punto Verde.

Cómo logramos un impacto positivo

SCA está comprometida con el sistema de Punto Verde en casi todos los países de  Europa. Esto significa que formamos parte integral de la financiación de la recuperación de nuestros materiales de embalaje. También nos aseguramos de cumplir con las indicaciones de la “Directiva de Embalajes y Residuos de Embalajes de la UE” a través de nuestros desarrollos de productos y la elección de nuestros proveedores y materiales.

La materia prima que utilizamos

¿Qué contienen nuestros productos?

La gama TENA de compresas para la incontinencia generalmente comprende los siguientes materiales: un núcleo absorbente, mezcla de pulpa de celulosa y un polímero superabsorbente o SAP, una capa permeable no tejida y una película de polietileno o barrera transpirable.

Estas capas se pegan y se añaden distintas características contra las fugas incluyendo hilos elásticos longitudinales y elástico para la cintura. También tenemos distintas maneras de fijar los productos con cintas, cinturones, velcros, y presillas.

Una breve explicación de los materiales 

Pulpa de celulosa
La pulpa de celulosa está hecha de fibras de madera y celulosa. Se trata de un recurso natural renovable y biodegradable que normalmente representa más de la mitad del peso del producto. Toda la pulpa de celulosa se blanquea para lograr la máxima absorción siguiendo el proceso de blanqueo Libre de Cloro Elemental (ECF en sus siglas en inglés), por tanto no se emplea gas de cloro.

Polímero superabsorbente (SAP)

El polímero superabsorbente está compuesto de pequeñas partículas blancas que pueden absorber y retener grandes cantidades de orina. La química de este polímero está compuesta de un poliacrilato de enlaces cruzados derivado del petróleo.

La capa no tejida

La capa no tejida es de un delgado material similar a una tela cuyas fibras pueden ser delgadas, gruesas, sintéticas o naturales. Las capas no tejidas pueden producirse de diversas maneras y con distintas superficies y peso. Los productos de TENA utilizan principalmente dos tipos de capas no tejidas, spunbond o thermobond.

Película de polietileno

La película de polietileno actúa como una barrera de líquidos en nuestros productos para la higiene.

Cola fría o caliente

Los adhesivos utilizados para unir los componentes se denominan ‘hotmelt’ (encolado en caliente) y son mezclas de varios polímeros y resinas. Las resinas que utilizamos son completamente sintéticas.

Hilos elásticos

Los hilos elásticos utilizados en los productos TENA están hechos o bien de poliisopreno o de poliuretano. Ambos materiales se hacen con petróleo o gas natural. Nunca utilizamos hilos de caucho natural en los productos TENA.

Gestión de residuos

¿Qué ocurre después?

Hemos desarrollado todos los productos TENA para que se adapten a cualquier método existente de tratamiento de residuos. Los productos higiénicos representan solo un pequeño porcentaje del total de los residuos que se procesan y un tratamiento distinto para los productos higiénicos desechables, normalmente no es beneficioso para el medioambiente.

A continuación ofrecemos una breve descripción de los métodos más comunes de tratamiento de residuos:

Vertederos

Los vertederos siguen siendo la manera más común de tratar los residuos domésticos en todo el mundo. Los vertederos tienen el potencial de liberar gases de efecto invernadero (como dióxido de carbono y metano) y es la opción de tratamiento de residuos menos deseable. Los vertederos son también un derroche de recursos ya que los materiales que componen los productos usados ni se reutilizan ni se recuperan. En Europa, la legislación actualmente está yendo hacia la gradual eliminación de los vertederos.

Incineración y recuperación de energía

La incineración y la recuperación de energía de los productos usados es desde luego una mejor opción para el tratamiento de los residuos. Normalmente el 50% de un producto está compuesto de pulpa de celulosa, que cuenta como biocombustible. Si esta fuente de energía reemplaza a los combustibles fósiles, existe un claro beneficio medioambiental. Nuestros productos para la incontinencia no contienen ningún material ni agente químico que pudiera causar o generar emisiones dañinas.

Compost

En primer lugar, desaconsejamos encarecidamente que se intente hacer compost doméstico con productos higiénicos usados ya que se corre el riesgo de propagar restos médicos y agentes microbianos dañinos (además de ser ilegal en algunos países). En la elaboración industrial de compost, el reciclaje de productos para la incontinencia usados es difícil. Retirar el contenido de plástico podría requerir la instalación de maquinaría y, por tanto, aumentar el uso de energía. Una alternativa al compost es la biogasificación. Esto produce gas metano que puede utilizarse para fines energéticos.

El debate entre desechables y reutilizables

¿Cuáles son las ventajas y los inconvenientes?

El impacto medioambiental de utilizar pañales desechables en vez de reutilizables es tema de debate. Algunas comparaciones se han centrado específicamente en el impacto de los residuos. Sin embargo, el impacto medioambiental de cualquier producto debe evaluarse en el contexto de su ciclo vital entero, desde el uso de materias primas hasta la fabricación, uso del producto y posterior desecho. Elegir un pañal sobre la base de un único criterio ecológico (como los residuos sólidos), ignora la aportación de otros factores importantes como la contaminación del aire o el agua o el uso continuo de energía.

Una opinión independiente

En 2005, se publicó un informe de ECV en el Reino Unido que comparaba el impacto ambiental de los pañales de tela y de los productos desechables. Los resultados indican que no hay ni ganadores ni perdedores concluyentes, desde el punto de vista ambiental. Las dos opciones generan emisiones y utilizan una mezcla de energía, agua y materia prima. El estudio concluye que los pañales de tela consumen más agua y generan más contaminación del agua que los pañales desechables, que generan más residuos sólidos y consumen más materia prima.

La última palabra sobre los desechables

Los beneficios de los pañales desechables tanto para pacientes como para establecimientos sanitarios hacen mucho más clara la respuesta. Los pañales desechables modernos son altamente absorbentes con una superficie muy seca, lo que significa que el paciente corre menos riesgo de desarrollar una irritación cutánea. También ayudan a minimizar los olores y reducen la necesidad de lavandería, por tanto, disminuyen los costes de personal asociado al manejo de la incontinencia en establecimientos sanitarios.

SCA no solo tiene que ver con soluciones TENA para la incontinencia,sino también con un compromiso real con la sostenibilidad