Los productos para la incontinencia pueden costar más tiempo y dinero de lo previsto

Los productos para la incontinencia sólo representarían en torno al 1% de los costes totales de una residencia (si éstas soportaran el coste). Sin embargo, los cuidados de la incontinencia en conjunto pueden llegar a suponer hasta un 15% de dichos costes. Los productos que elija influirán notablemente en el porcentaje de los costes y, cómo no, en la salud y el bienestar de los residentes y el personal.

 

Reducción de los "costes derivados"

Con los cuidados y los productos adecuados, logrará reducir los “costes derivados” de la incontinencia, por ejemplo, el consumo innecesario de productos, el incremento del trabajo, los costes de lavandería y los tratamientos para la piel. De hecho, el resultado puede ser un recorte de los costes totales de hasta un 10%. Por ejemplo, la reducción a la mitad de la incidencia de derrames permitirá ahorrar en el presupuesto para la incontinencia de una residencia.

 

Ventajas para residentes y empleados

Sin duda alguna, el logro de resultados como la reducción de derrames constituye un motivo de satisfacción para residentes y empleados. Los residentes se encuentran más cómodos, saludables y con mayor libertad de movimiento, lo cual aumenta su sensación de bienestar. El personal dedica menos tiempo al cambio de los absorbentes, las camas o la ropa de los pacientes, y a la aplicación de tratamientos para la piel. De este modo, su jornada resulta más equilibrada y gratificante, lo cual supone una ventaja inigualable a la hora de motivar, mantener o contratar a valiosos profesionales.

Eche un vistazo al simulador de costes y cuidados para hacerse una idea del impacto que puede tener la elección que realice en cuanto a productos y rutinas.

 

El siguiente paso

Se estará preguntando cómo llevar esto a cabo en la vida real. Y aquí es donde TENA puede ayudarle. En colaboración con nuestros asesores especializados en el tratamiento de la incontinencia y con el apoyo de los productos y los servicios de TENA, podrá alcanzar el equilibrio perfecto entre los costes y la calidad de los cuidados.  En otras palabras, el resultado será una mejoría en el bienestar de los residentes y empleados.