Tres pasos para obtener unos resultados duraderos

Para establecer un buen protocolo de higiene y de cuidados para la incontinencia, es necesario un proceso continuo de atención y mejora. Para ayudarle a identificar aquellos aspectos que pueden mejorarse y poner en marcha las medidas oportunas, hemos diseñado un proceso genérico de tres pasos. Usted solo tendrá que decidir si desea aplicar el programa TENA Solutions en una zona de su residencia o en todo el centro a la vez.

Planificación Analizamos su situación para identificar qué aspectos pueden mejorarse.

En esta fase, realizamos un asesoramiento inicial, creamos un plan de acción y llevamos a cabo un test de la implementación de TENA Solutions. Tras el test, le mostramos evidencias de mejoras.

Asesoramiento: Durante la puesta en marcha del plan, proporcionamos el asesoramiento y los consejos necesarios a los cuidadores.

El plan de acción acordado se pone en práctica. Los expertos de TENA entrenan, asesoran y dan apoyo al equipo en su trabajo diario a la vez que implementan planes de cuidados individualizados y buenas prácticas en la selección de productos, así como rutinas de higiene personal y de cuidado de la incontinencia.

Control: Los expertos de TENA y la dirección de la residencia realizan un seguimiento de los resultados y valoran las medidas aplicadas.

El objetivo es una mejora continuada. Se mide el resultado del plan de acción, no sólo en términos de presupuesto, sino de calidad. También se desarrolla un programa de acciones para futuras mejoras.