Glosario

Cuidado de la incontinencia

El cuidado de la incontinencia consiste en ayudar a las personas a controlar el funcionamiento de su vejiga e intestino. Esto supone identificar las causas de la incontinencia (temporal o crónica). Esto implica tener en cuenta los factores del entorno y el apoyo necesario, además de detectar cualquier enfermedad preexistente que pueda estar causando la incontinencia. La finalidad es fijar los objetivos y planificar los cuidados para obtener la mejoría. El cuidado de la incontinencia favorece la continencia y su objetivo es evitar que se produzcan más pérdidas de orina mediante rutinas de cuidado individualizado, técnicas para ir al baño y, en ocasiones, productos para la incontinencia.  

Dermatológicamente testado

Proceso que comprueba si los productos respetan la piel en condiciones de la vida real.

Diario miccional

También se denomina registro de micciones e ingesta de líquidos. El nivel de ingesta de líquidos afecta directamente a la cantidad de orina que se produce. Llevar un registro durante 3 días que especifique la frecuencia con la que se orina, la cantidad de orina, la ingesta de líquidos y el tipo de bebidas que se ha consumido puede ayudar a los profesionales médicos a evaluar el nivel y la clase de incontinencia urinaria, además del tratamiento necesario. Por ejemplo, si es necesario vaciar la vejiga más de 8 veces durante 24 horas, esto podría indicar la existencia de incontinencia urinaria de urgencia o alguna otra afección que es necesario diagnosticar y tratar.

Ejercicios del suelo pélvico

Los ejercicios para los músculos del suelo pélvico implican la contracción y la relajación de los músculos del suelo pélvico para mejorar el soporte de la vejiga y la presión de cierre de la uretra.  El fortalecimiento del suelo pélvico es la mejor técnica para reducir el riesgo de cualquier tipo de incontinencia. Los ejercicios del suelo pélvico reciben el nombre de ejercicios de Kegel.

Enuresis

La enuresis es la pérdida involuntaria de orina. Si la incontinencia se produce durante el sueño, se denomina enuresis nocturna.

Enuresis nocturna

La enuresis nocturna, o dicho de forma más simple “mojar la cama”, es la micción involuntaria cuando se está dormido después de una edad en la que la incontinencia nocturna no es lo habitual.  La nicturia es la necesidad de levantarse a orinar a menudo durante la noche.

Estreñimiento

En líneas generales, el estreñimiento se define como la dificultad, el retraso o el dolor a la hora de defecar, independientemente de la consistencia de las heces. Es bastante común en la infancia.

Goteo post miccional

Es un término que se utiliza cuando una persona describe la pérdida involuntaria de orina inmediatamente después de orinar. En el caso de los hombres, se produce tras abandonar el baño y en las mujeres después de levantarse del inodoro. Es común con una próstata agrandada o con músculos del suelo pélvico debilitados.

Incontinencia

La incontinencia puede hacer referencia tanto a la incontinencia urinaria como a la fecal.

Incontinencia funcional

Se trata de la incapacidad de llegar al baño a causa de dificultades derivadas de enfermedades físicas o mentales u obstáculos del entorno.  Puede deberse a trastornos físicos relacionados con la vejez o discapacidad, como no poder quitarse la ropa o pasar de la silla de ruedas al inodoro lo suficientemente rápido. En el caso de obstáculos del entorno para llegar al baño, puede que haya que recorrer una distancia larga para llegar a tiempo o que el paciente esté confuso y no sepa cómo llegar hasta allí. 

Incontinencia mixta

La mezcla de síntomas suele designar una combinación de la incontinencia de esfuerzo y la incontinencia de urgencia. La urgencia hace que la vejiga se contraiga, pero los músculos pélvicos no son lo suficientemente fuertes como para evitar que la vejiga se vacíe. Esto suele ocurrir simultáneamente en las mujeres.  En personas que padecen los dos tipos de incontinencia, uno suele causar más problemas que el otro, por lo que debe prestarse más atención al que presente síntomas más frecuentes.

Incontinencia por estrés urinario

La incontinencia por estrés urinario, o incontinencia de esfuerzo, consiste en pérdidas de orina involuntarias después de realizar un esfuerzo físico.  Acciones como toser, estornudar o reírse también pueden provocar incontinencia por estrés urinario. La incontinencia de esfuerzo suele implicar pequeñas cantidades de orina, pero esto depende de lo llena que esté la vejiga y el grado de presión cuando se produce la presión abdominal.  En general, la incontinencia de esfuerzo está relacionada con un debilitamiento de los músculos del suelo pélvico y puede ser consecuencia de cambios físicos que se producen durante el embarazo, el parto y la menopausia. La incontinencia urinaria de esfuerzo en mujeres también puede denominarse incontinencia por estrés urinario. 

Incontinencia por rebosamiento

La incontinencia urinaria por rebosamiento se produce cuando la vejiga no puede vaciarse por completo y está llena de orina residual. Una obstrucción de la uretra y/o un músculo de la vejiga estirado y rellenado por encima de su capacidad pueden provocar la sobreexpansión de la vejiga y que se produzcan pérdidas involuntarias. La hipertrofia prostática en los hombres es una causa común de la incontinencia urinaria por rebosamiento. Pero podría haber otras razones, como daños neuronales.

Menopausia

Periodo que marca el fin definitivo de la actividad menstrual.

Micción

El acto de orinar (miccionar).

Músculos del suelo pélvico

Los músculos del suelo pélvico (o músculos pélvicos) son un grupo de músculos en la parte inferior de la cavidad abdominal. Están situados entre el hueso púbico (en la parte delantera) y la base de espina dorsal (en la parte trasera). Además, proporcionan soporte a la vejiga y el intestino. El debilitamiento de estos músculos puede provocar problemas como incontinencia urinaria y, si el músculo de cierre del conducto anal se ve afectado, incontinencia fecal.

Nicturia

Se produce cuando es necesario levantarse a orinar una o más veces durante la noche.

Orina residual

Orina que permanece en la vejiga después de orinar. 

Reentrenamiento de la vejiga

Los ejercicios para reentrenar la vejiga son una técnica de conducta diseñada para aumentar la capacidad de la vejiga y disminuir la frecuencia de las micciones. Con el tiempo, la vejiga se vuelve menos irritable y aguanta mayores cantidades de orina. Un diario miccional (también denominado registro de micciones e ingesta de líquidos) es el primer paso para evaluar la incontinencia urinaria de urgencia y diseñar una serie de ejercicios para ejercitar la vejiga.

Retención urinaria

La retención urinaria se debe a la dificultad de vaciar la vejiga, lo cual provoca que queden restos de orina después de orinar, por ejemplo a causa de una próstata agrandada.  Los síntomas de dificultad para vaciar la vejiga incluyen un chorro de orina débil, intermitente, hacer esfuerzos o un retraso desde que se intenta orinar hasta que la orina comienza a fluir. Si la vejiga permanece llena, puede provocar incontinencia por rebosamiento.

Tratamientos para la incontinencia

Hay muchos tipos de tratamientos y métodos recomendados para la incontinencia urinaria. Un tratamiento consiste en adoptar hábitos en el estilo de vida, como ejercitar la vejiga o los músculos del suelo pélvico para fortalecerlos. Modificar la ingesta de líquidos y las rutinas para ir al baño o perder peso también puede ayudar.

Vejiga débil

La incontinencia urinaria (a la que también se hace referencia como pérdidas de orina) se produce cuando es difícil controlar la vejiga, lo que provoca una pérdida involuntaria de orina. Tanto la incontinencia urinaria femenina como la masculina se deben a multitud de motivos. El término médico correcto para designar las pérdidas de orina es incontinencia urinaria.

Vejiga hiperactiva

Vejiga hiperactiva es un término descriptivo para designar problemas relacionados con la urgencia. No significa incontinencia, solo que es necesario orinar con frecuencia. Una vejiga hiperactiva, denominada también vejiga irritable, suele indicar una frecuencia alta durante el día, con episodios frecuentes de nicturia. Recuerda, es normal orinar entre 4 y 8 veces al día. La vejiga hiperactiva se produce con más frecuencia entre las personas mayores y entre las mujeres.

Vejiga irritable

Vejiga irritable es un término descriptivo para designar problemas relacionados con la urgencia. No significa incontinencia, solo que es necesario orinar con frecuencia. Una vejiga irritable, denominada también vejiga hiperactiva, suele indicar una frecuencia alta durante el día, con episodios frecuentes de nicturia. Recuerda, es normal orinar entre 4 y 8 veces al día. 

Vejiga neurogénica

Diferentes músculos y nervios intervienen conjuntamente para permitir contener la orina y controlar eficazmente el vaciado de la vejiga. Los daños cerebrales, neurológicos o en la médula espinal pueden afectar al modo en que el cerebro y la vejiga se comunican. Esto provoca la incapacidad de controlar la vejiga y, por consiguiente, vaciarla totalmente. 

Vejiga sensible

Suele utilizarse para describir pérdidas de orina leves o pequeños escapes de orina.

What are cookies?

Lorem ipsum dolor sit amet lorem ipsum dolor sit amet lorem ipsum dolor sit amet.