Cómo afrontar la incontinencia durante la menopausia

Mujer escribiendo en un escritorio
Envejecer tiene muchas ventajas. La experiencia vital que ganas suele aportar confianza en uno mismo y aprecias lo que es realmente importante en la vida.  Puede que tus hijos sean mayores y ahora dispongas del tiempo para hacer todo aquello que habías aplazado cuando tus hijos eran pequeños o estabas enfrascada en tu carrera profesional. Ha llegado la hora de dedicarte a tus aficiones o de hacer los viajes con los que siempre habías soñado. La incontinencia urinaria no debería impedírtelo.
 
Muchas mujeres sufren incontinencia urinaria durante la menopausia. Existen indicios de que los cambios hormonales, en especial la reducción del nivel de estrógenos, afectan a los músculos abdominales y pueden provocar que la vejiga cambie de posición, lo cual deriva en pérdidas de orina. Además, los tejidos de la vagina y el tracto urinario pueden secarse y hacerse más finos y menos elásticos con la edad. Como si no fuera suficiente con los sofocos, ¿verdad? 
 
Por suerte, con la información y la protección adecuadas, la incontinencia durante la menopausia no tiene por qué ser un impedimento para hacer lo que gusta. Te ofrecemos un par de consejos sobre cómo tratar la incontinencia durante esta etapa de transición: 
 
  • El tratamiento con estrógenos, en forma de cremas o supositorios vaginales, puede ayudarte con los síntomas durante la menopausia. Pregunta a tu médico cuál es el tratamiento más adecuado para ti.  
  • Incorpora los ejercicios de Kegel a tu rutina diaria. Dedicar solo unos minutos al día a ejercitar el suelo pélvico puede reducir el riesgo de pérdidas de orina o incluso hacer que desaparezcan.

Prepárate

Recomendaciones de preguntas para hacerle a tu médico.

Una doctora rubia con un estetoscopio sonríe en el pasillo de un hospital

Fortalecimiento del suelo pélvico

Practicar los ejercicios de Kegel unos minutos al día puede hacer que los escapes desparezcan.

Una mujer haciendo footing con auriculares mira la hora en su reloj

La historia de María

“Ahora solo tengo que preocuparme de los sofocos”.

María
59 años

Hombre y mujer de edad madura atravesando un campo a contraluz

What are cookies?

Lorem ipsum dolor sit amet lorem ipsum dolor sit amet lorem ipsum dolor sit amet.