Parece que estás en <country>

Visita el sitio de TENA España para más información.

Seguridad en el hogar

Mujer joven hablando con mujer mayor: cómo aumentar la seguridad de tu casa

Un hogar seguro para las personas mayores

Puedes hacer muchas cosas para lograr que tu ser querido se sienta seguro y cómodo en casa. Puede que se trate de medidas que no tenían importancia en el pasado, cuando era más joven, pero si la persona de la que cuidas tiene dificultades para mantenerse en pie, es importante abordar cualquier riesgo. Así estarás más tranquilo, sabiendo que puede moverse con seguridad y que le estás ofreciendo el mejor cuidado posible.   
 
Es necesario adoptar ciertas medidas en cuanto a la seguridad del hogar si dicha persona padece lo siguiente: 
  • Dificultades para moverse sin ayuda
  • Problemas de equilibrio y coordinación
  • Problemas de visión
  • Demencia, confusión u otras limitaciones mentales
Es importante comprobar el entorno donde vive tu ser querido para detectar cualquier cosa que pueda suponer un peligro. Así podrás realizar los cambios necesarios para evitar accidentes. Aquí te ofrecemos más información general sobre la seguridad en el hogar y algunas sugerencias prácticas que te ayudarán a aumentar la seguridad. 
1. Mejorar la iluminación

  • Asegúrate de que todas las partes de la casa estén bien iluminadas. 
  • Instala luces adicionales en las escaleras, en los pasillos y en las esquinas. 
  • Coloca una lámpara junto a la cama de tu ser querido.
  • Instala una lámpara de noche para que pueda ir con más facilidad al baño en la oscuridad.

2. Comprobar suelos y mobiliario

  • Coloca los objetos de tal manera que sea fácil alcanzarlos.
  • Dispón los muebles dejando suficiente espacio para pasar cómodamente.
  • Examina el suelo de cada habitación para ver si resbala. Asegúrate de que la moqueta y las alfombras estén planas, sin esquinas ni bordes con los que se pueda tropezar. En caso necesario:
    o fija las alfombras con cinta antideslizante y deshazte de moquetas desiguales o en mal estado;
    o coloca alfombrillas antideslizantes donde sea habitual que se moje el suelo (p. ej. en el baño y la cocina);
    o mejora la tracción en las escaleras.
  • Asegúrate de que el mobiliario sea estable y de que se arreglen o se reemplacen los muebles poco estables.
  • Coloca protectores en los bordes puntiagudos de mesas de cristal o encimeras.

3. Aumentar la seguridad de la cocina

  • Nunca subestimes el riesgo de incendio en el hogar: instala detectores de humo y de incendios (y comprueba las pilas con frecuencia).
  • Plantéate instalar cocinas y hornos que se apagan solos.
  • Si vas a renovar otros electrodomésticos, elige los que tienen una función automática de apagado.
  • Comprueba la disposición de la cocina. Para mayor comodidad y seguridad, guarda los platos, la cristalería y otros utensilios que utilizas con frecuencia en cajones o armarios que sean fáciles de alcanzar.

4. Establecer un sistema de respuesta médica

  • Considera el uso de un dispositivo de alerta médica: puedes comprar una alarma que tu ser querido pueda llevar puesta y utilizar en caso de emergencia. Solo tiene que apretar el botón del dispositivo y el servicio de emergencias correspondiente recibirá la alarma. 

5. Evitar accidentes en el baño y el inodoro

  • Coloca barras de sujeción donde tu ser querido las necesite, por ejemplo en la ducha o la bañera, o junto al inodoro.
  • Coloca alfombrillas antideslizantes alrededor de la ducha y el lavabo. Instala una silla de ducha especial si crees que puede servir de ayuda.
  • Plantéate instalar un asiento para inodoro elevado: ayuda a las personas mayores a levantarse y sentarse con facilidad.

6. Guarda los números de emergencia al alcance de la mano

  • Elabora una lista sencilla y fácil de leer de tus números más importantes y los de tu ser querido, y guárdala en un lugar de fácil acceso. 
  • Incluye números de otros familiares, vecinos y servicios de emergencia.

Hay muchas cosas a tener en cuenta al incrementar la seguridad de tu casa para una persona mayor. ¿Por qué no imprimes la lista anterior y la pegas en tu frigorífico? Así podrás comprobar que tienes todo bajo control.