Parece que estás en <country>

Visita el sitio de TENA España para más información.

Mi lista de la compra

Mujer joven trayéndole la compra a una mujer mayor: organiza tus compras

Es importante organizar las compras

Cuando cuidas de alguien, precisa de cosas especiales en momentos específicos como, por ejemplo, medicinas. Por eso, la lista de la compra cobra especial relevancia. Es fundamental planificar para asegurarte de que dispones en tu hogar de las cosas que necesita tu ser querido. 
 

Cómo organizar tus compras

Siéntate con tu ser querido para escribir una lista de las cosas que necesita para cada día. No te bases solo en la comida. Revisa todas las categorías de productos. Piensa en la medicación, la higiene, la protección para la incontinencia, ayudas para la vida diaria y el hogar, y otros artículos que tu ser querido pueda necesitar o desear.
 
Escúchale atentamente. Puede que sus necesidades no sean las que esperas. Después repasad la lista juntos para comprobar que no falte nada.
 
La lista final debe incluir los productos que tu ser querido quiere y las cosas que sabes que necesitarás para hacer un buen trabajo como cuidador. Planificar tus compras de esta manera te ahorrará mucho estrés, tiempo y dinero.
 
Estos consejos te ayudarán a elaborar tu lista:
 
Comida
  • averigua lo que le gusta y lo que no le gusta a tu ser querido: puede que su apetito aumente si le sirves su comida favorita
  • elige productos nutritivos, alimentos que no contengan demasiadas grasas ni calorías
  • asegúrate de no comprar alimentos a los que tu ser querido sea alérgico
  • lo ideal es que las comidas sean fáciles de morder, masticar y tragar
Medicación
Pídele al médico de tu ser querido que te facilite todas las recetas, información de la medicación e instrucciones sobre posología. Estos datos te ayudarán a planificar con precisión cómo hacer tus compras de medicamentos.
 
Productos para la higiene y la incontinencia
La cantidad que necesites de estos productos depende del estado en que se encuentre tu ser querido. Por eso, antes de incluirlos en tu lista de la compra, piensa en la frecuencia con la que tendrás que lavar o cambiar a tu ser querido. Calcula el uso general por semana/mes y después incluye dichas cantidades en la lista. 
 
Recuerda, nunca se tienen demasiados productos de higiene en casa. Procura tener suministros de reserva en caso de emergencia.