Parece que estás en <country>

Visita el sitio de TENA España para más información.

Mi ser querido necesita ayuda a tiempo completo

Mujer mayor sentada con mujer joven: cómo cuidar de un ser querido que necesita mucha asistencia
El tipo de cuidado que ofreces a tu ser querido depende de su estado físico y el nivel de apoyo que necesite de ti.
 
¿No es capaz de levantarse y soportar su propio peso? ¿Pasa la mayor parte del tiempo en cama? ¿Necesita que le ayudes para vestirse y asearse? Si su situación encaja con una de estas descripciones, esta sección es para ti. Aquí recibirás consejos prácticos sobre cómo ofrecerle un mejor cuidado.

Una buena higiene

Una de las áreas más importantes en la que puedes contribuir a la salud y comodidad de tu ser querido es en el tema de la higiene personal. Es cierto que se trata de una parte muy personal del cuidado y que algunos cuidadores lo encuentran embarazoso al principio. Si bien puede suponer una dificultad para ti, ayudarle en el aseo puede ser una de las partes más gratificantes del cuidado que le ofreces. Puede que incluso sirva para uniros más. 
 

Cuidado de la piel en personas mayores

Como ya habrás notado, cuando nos hacemos mayores, la piel también envejece. Se vuelve más frágil. En consecuencia, las personas de mayor edad necesitan unos hábitos de higiene especiales, que se adapten a la delicadeza de su piel. Sobre todo si padecen incontinencia, ya que la orina y las heces irritan y dañan la piel. Una limpieza suave y la protección ayudan a prevenir las irritaciones cutáneas y las infecciones. Además de ser relajante, servirá para que tu ser querido se sienta limpio, cómodo, fresco y sano, aumentando así su autoestima. 
 
A la hora de cuidar de su piel, es necesario tener en cuenta tres pasos: limpieza, reparación y protección. Ahí es donde la gama de productos para el cuidado de la piel de TENA te pueda ayudar. Está especialmente diseñada para la piel frágil de las personas mayores.

Lesiones cutáneas y llagas

Como hemos mencionado, es conveniente proteger la piel de las personas mayores de la orina y las heces, especialmente dañinas. Cada día, cuando asees a tu ser querido, comprueba el estado de su piel. Si ves algún tipo de lesión cutánea, toma medidas para que no empeore. Consulta la sección Incontinencia e higiene para recibir consejos prácticos sobre cómo cuidar la piel de una persona con incontinencia.
 
Puede darse el caso de que la persona de la que cuidas permanezca en cama durante mucho tiempo y no sea capaz de cambiar de posición con frecuencia. Si es así, existe el riesgo de que sufra una lesión cutánea y le aparezca una úlcera por presión y llagas. Puedes prevenirlo ayudando a que tu ser querido cambie de posición con frecuencia. Podéis considerar estos movimientos como un simple ejercicio diario. Puede ser un buen momento para darle un pequeño masaje que le dé fuerzas y alivie la presión de estar acostado en cama. Consulta a tu médico para obtener más información sobre cómo prevenir las úlceras de decúbito.

Productos para la incontinencia

¿La persona de la que cuidas tiene que permanecer la mayor parte del tiempo en cama? ¿Y sufre incontinencia? Si es así, es mejor utilizar protección específica para la incontinencia como los productos Flex con cinturón o ropa interior absorbente, que están diseñados para proteger frente a pérdidas de orina de moderadas a abundantes.
 
El selector de productos TENA te ayudará a encontrar el producto para la incontinencia adecuado, con el nivel de absorción que necesita tu ser querido.
 
Si quieres ver una guía detallada sobre cómo poner y cambiar los productos para la incontinencia, visita nuestra página sobre mudas.

Cómo meterse y levantarse de la cama de forma segura

Puede que la persona de la que cuidas necesite ayuda para salir de la cama. Cargar con su peso y moverle puede causarte dolor de espalda. Por eso, vale la pena echar un vistazo a los consejos prácticos sobre cómo levantar peso de forma segura en la sección Ergonomía.

Moverse

Si tu ser querido puede moverse con tu ayuda, está bien que lo hagas. Hacer un poco de ejercicio de manera habitual le ayudará a poner en forma los músculos y sentirse más animado. Pero antes debes comprobar que tu casa es un lugar seguro donde pueda moverse. Obtén más información en Seguridad del hogar.

Una buena dieta e ingesta de líquidos

Puede que tu ser querido intente beber menos para no tener que ir al baño con tanta frecuencia, pero esto puede causar problemas. Puede hacer que la orina esté más concentrada y aumentar el riesgo para su salud. Anímale a que beba como de costumbre, cuando tenga sed. 
 
Las comidas son otro aspecto importante a tener en cuenta. Es conveniente recordar que una comida no solo tiene por objeto alimentarse. También es una buena ocasión para socializar, algo que tú y tu ser querido podéis hacer juntos. Quizás sea una buena idea invitar a comer a otros miembros de la familia y amigos para pasar un buen rato juntos. Tu compañía resultará muy beneficiosa para la salud y el ánimo de tu ser querido. 

Relacionarse con otras personas

Independientemente de la edad, a todos nos gusta que nos cojan la mano, que nos den una palmadita en la espalda o un buen abrazo. Simplemente sentirte conectado con familiares o amigos es una sensación agradable. Cuando alguien pasa la mayor parte de su tiempo solo, esos sentimientos cobran incluso más importancia.
 
Los cuidadores con experiencia comentan que incluso pequeñas actividades y hacer cosas juntos pueden alegrarle el día a la persona de la que cuidas.
 
Si necesitas ideas sobre qué actividades puedes hacer con tu ser querido, visitar la sección Actividades para hacer.

No dudes en pedir ayuda

Cuando hablamos con cuidadores experimentados, lo primero que recomiendan es buscar la ayuda y el apoyo de otras personas. Puede tratarse de familiares, amigos, comunidades locales o los servicios públicos. Descubre aquí cómo obtener ayuda.

What are cookies?

Lorem ipsum dolor sit amet lorem ipsum dolor sit amet lorem ipsum dolor sit amet.