Parece que estás en <country>

Visita el sitio de TENA España para más información.

Cómo dividir la carga de trabajo

Mujer mayor con dos mujeres jóvenes: dividir tu carga de trabajo

No pasa nada por pedir ayuda

Puede que seas el principal cuidador de tu ser querido. Eso no quiere decir que tengas que hacer todo el trabajo tú solo. Si se lo pides, seguro que tus familiares y amigos estarán encantados de ayudarte. Si no lo haces, nadie sabrá que necesitas ayuda. Así que no lo dudes. 
 
Pedir ayuda no es un síntoma de debilidad. Todo lo contrario, puede servir para que disfrutes del tiempo libre que necesitas para relajarte. Así tendrás más energía para cuidar de tu ser querido. 

Cómo pedir ayuda

Busca el momento adecuado. Podrías mencionarlo durante una reunión familiar o cuando quedes con amigos. O quizá cuando esa gente te vea cuidar de tu ser querido. También es conveniente que seas sincero acerca de tu situación. Si los demás comprenden las dificultades por las que atraviesas, será más probable que te ofrezcan ayuda.
 
Es posible que tu familia y amigos simplemente no sepan cómo ayudarte, aunque quieran. Explícales las tareas detalladamente, destacando el hecho de que son bastante fáciles de hacer.

¿Cómo puedes dividir la carga de trabajo?

Empieza por cosas básicas, como las compras. Pídeles a otras personas que te ayuden con tareas concretas a determinadas horas. Puedes pedirles que te ayuden a:
 
  • limpiar la casa;
  • hacer compras (medicamentos, alimentos, comidas, productos de limpieza para el hogar);
  • visitar a tu ser querido para hacerle compañía (por ejemplo, para jugar a las cartas o a un juego de mesa, dar un paseo o ver una película).

Otras cuestiones importantes

Crea un horario para confirmar las tareas de todos. Ten en cuenta que algunas personas prefieren trabajar con otras y no solas.
 
Dales un poco de espacio a las personas que te ayudan, de forma que no las controles demasiado. De lo contrario, pueden pensar que tienes todo controlado y que no necesitas su ayuda.

Ponte en contacto con otros cuidadores

Busca un grupo de apoyo de cuidadores por Internet. Intenta quedar con otras personas que cuidan de sus seres queridos en tu barrio. Es bueno compartir tus experiencias con gente que tiene una situación parecida. Aprenderás cosas que te pueden servir de mucha ayuda.