Parece que estás en <country>

Visita el sitio de TENA España para más información.

Tus prioridades

Mujer joven y mujer mayor disfrutando de una taza de té: qué hacer primero
Convertirte en cuidador significa que tu vida cotidiana experimentará muchos cambios. La buena noticia es que podrás asumirlos. Solo tienes que planificar y dar prioridad a ciertos aspectos. Así podrás cuidar de tu ser querido con efectividad al tiempo que te ocupas de tus otras necesidades. 
 
Si quieres ofrecer el mejor cuidado posible, céntrate en estas cinco áreas importantes
1. Confort

No cabe duda de que te gustaría que tu labor de cuidador sea lo más agradable posible para ti y para tu ser querido.  Lo siguiente te puede servir de ayuda: 
  • ropa limpia y cómoda;
  • muebles cómodos;
  • espacios sin barreras ni obstáculos;
  • dispositivos electrónicos que funcionen;
  • iluminación suave;
  • música/radio a una distancia prudencial; 
  • un entorno limpio y fresco. 
Rodearse de comodidad hará que ambos os sintáis más felices.

2. Comidas

Según el dicho popular, “eres lo que comes”. Lo cierto es que la dieta y los hábitos alimenticios influyen en gran medida en nuestra salud. Es un aspecto importante a tener en cuenta en tu función como cuidador. Una buena alimentación y comer regularmente harán que tu ser querido se sienta fuerte y sano. 
 
Sigue estos consejos para disfrutar de una dieta fácil y sana:
  • Procura que tu ser querido coma de tres a cinco veces al día y establece un horario fijo para las comidas.
  • Evita alimentos que contengan niveles altos de sodio y utiliza menos sal.
  • Reduce el consumo de alcohol y café de tu ser querido.
  • Comprueba la cantidad y el tipo de grasas de los alimentos que sirves.
  • Anima a tu ser querido a que beba agua o zumos.
  • Si se muestra reacio a beber, intenta que consuma alimentos con un alto contenido en agua, tales como frutas y sopas.

3. Higiene

Si tu ser querido no es capaz de cuidar de sí mismo, ayúdale en cuestiones de aseo, sobre todo si sufre incontinencia.  
 
Lo malo es que el lavado frecuente con agua y jabón puede hacer que la piel tarde más en curar o no pueda prevenir las infecciones, lo cual puede provocar irritaciones cutáneas, dermatitis e infecciones. La piel irritada a causa de la incontinencia puede pasar factura al bienestar físico y mental de tu ser querido. Así que trata su piel con el cuidado especial que necesita. 
 
TENA le ayudará a sentirse limpio y cómodo. Nuestra gama de productos para el cuidado de la piel está diseñada para limpiar suavemente, reparar y proteger incluso las pieles más delicadas.
 

> Más información sobre la gama de productos para el cuidado de la piel de TENA.

4. Actividad

Tanto tú como tu ser querido debéis ejercitar el cuerpo y la mente de manera habitual. Os sentará de maravilla y os ayudará a estar sanos y felices. Así que incorpora los ejercicios físicos y mentales a tu rutina de cuidados diaria. 
 
Lleva a tu ser querido a dar un paseo por el parque o haced una excursión en coche. Aparte de ser bueno para la salud, el ejercicio físico también mejora el estado de ánimo. Fortalece el sistema inmunitario y ayuda a dormir mejor.
 
Y no te olvides de la estimulación mental. Podéis hacer un crucigrama, jugar a un juego de mesa o leer juntos. Si lo prefieres, podéis conversar un poco. Todo ello contribuirá a que os sintáis más fuertes a nivel mental y más felices.
 
¿Tu ser querido no puede moverse? En ese caso, prueba estos consejos para estimular su mente: 
  • Háblale; muéstrale fotos o películas que antes le gustaban.
  • Pon algo de música o cántale.
  • Intenta seguir haciendo cosas con las que antes disfrutaba; por ejemplo, leer libros en voz alta.
  • Coloca su cama junto a la ventana para que pueda disfrutar de la vista al exterior.
  • Disfrutad del aire libre. El aire fresco y el sol ayudan a levantar el ánimo.

5. Seguridad en el hogar

¿A la persona de la que cuidas le cuesta mantenerse en pie? ¿O no tiene la mente lúcida? Debes evitar que sufra un percance en su casa o en la tuya, sobre todo si pasa la mayor parte del tiempo dentro. 
 
Estos consejos te ayudarán a aumentar la seguridad del hogar:
  • Coloca los objetos de forma que sea fácil llegar a ellos.
  • Dispón los muebles de modo que haya suficiente espacio para caminar cómodamente entre ellos.
  • Fija las alfombras con cinta antideslizante y deshazte de moquetas irregulares o en mal estado.
  • Coloca alfombrillas antideslizantes en el baño y la cocina donde se moje el suelo. 
Asegúrate de que el entorno doméstico sea cómodo. Evita los muebles con bordes afilados, cables eléctricos sin protección o cualquier otro objeto peligroso.

What are cookies?

Lorem ipsum dolor sit amet lorem ipsum dolor sit amet lorem ipsum dolor sit amet.