Parece que estás en <country>

Visita el sitio de TENA España para más información.

Cómo hacer frente al empeoramiento de la salud

Mujer joven abrazando a mujer mayor: cómo abordar el empeoramiento de la salud de tu ser querido

Cómo afrontar el empeoramiento de la salud de otra persona

¿No sería estupendo si todos estuviéramos sanos al hacernos viejos?
Los científicos están trabajando en ese campo, pero, hasta que lo solucionen, el tiempo pasará factura a nuestros cuerpos y mentes.
 
Es posible que hayas notado síntomas de envejecimiento y empeoramiento de la salud en alguien del que cuidas. Es importante comprender dichos síntomas y controlarlos. Eso te permitirá adoptar las medidas oportunas para conservar lo máximo posible la salud de tu ser querido. 
Aspecto descuidado

Es importante prestar atención al aspecto de tu ser querido. ¿Ya no se cuida como antes? Por ejemplo, ¿no se peina ni se lava con asiduidad? Coméntale cualquier cambio que hayas notado y busca el motivo que hay detrás. Si te preocupa, menciónaselo a su médico.

Pérdida de memoria

Es normal que se nos vaya la memoria, sobre todo al hacernos mayores, pero, si la persona de la que cuidas se vuelve más olvidadiza de lo normal, es importante no pasarlo por alto. Por ejemplo, ¿le cuesta acordarse de palabras comunes o se pierde en un entorno familiar? A lo mejor no es capaz de seguir las indicaciones. Este tipo de cosas son fáciles de detectar dado que le conoces muy bien. 
 
Si los síntomas te preocupan, anímale a que vaya a ver a su médico.

Pérdida de peso

¿Ha perdido mucho peso? ¿Muestra un aspecto demasiado delgado? Esto puede deberse a diferentes motivos. Estate atento a otros síntomas que puedan estar relacionados. Por ejemplo, ¿suele estar decaído? Si está triste, puede que no le apetezca cocinar. O quizá haya perdido el apetito y no esté comiendo lo suficiente. ¿Ha perdido el sentido del gusto o del olfato? Puede ser otra causa de la falta de apetito. 
 
Si te preocupa la pérdida de peso de tu ser querido, llévale a que le hagan una revisión médica.

Mal humor

Es normal que las personas mayores sean a veces un poco gruñonas, pero si están siempre de mal humor, es importante averiguar por qué. Si la persona de la que cuidas no está nunca feliz, habla con ella. Pregúntale qué le preocupa. Así podrás averiguar si es necesario que vea a un terapeuta.
 
Es posible que hayas notado síntomas de envejecimiento y empeoramiento de la salud en alguien del que cuidas. Es importante comprender dichos síntomas y controlarlos. Eso te permitirá adoptar las medidas oportunas para conservar lo máximo posible la salud de tu ser querido.

Lesiones cutáneas

Si tu ser querido padece incontinencia, presta especial atención a la salud de su piel. La orina puede provocar una reacción en la piel y hacer que se irrite y excorie. Además, la piel de las personas mayores es frágil y más propensa a sufrir irritaciones, lo cual aumenta la probabilidad de que pueda dañarse. 
 
La mejor solución para evitar lesiones cutáneas es mantener la piel limpia. Si puedes, utiliza un limpiador suave, como uno de la gama de productos para el cuidado de la piel de TENA, ya que incluye un gel que repara y protege la delicada piel de las personas mayores.  A continuación, aplica una loción suave o una crema que evite las irritaciones.

What are cookies?

Lorem ipsum dolor sit amet lorem ipsum dolor sit amet lorem ipsum dolor sit amet.