Parece que estás en <country>

Visita el sitio de TENA España para más información.

Goteo postmiccional, ¿debo preocuparme?


A muchos hombres se les escapan unas gotas de orina poco después de haber terminado de miccionar y a pesar de sentir ya la vejiga vacía. El término médico para esto es goteo postmiccional. Y es más común de lo que se piensa.

prevencion





Uno de cada cuatro hombres lo padece y se acusa particularmente a partir de los 50 años de edad, cuando las posibilidades de padecerlo pueden aumentar hasta el doble. 

Tradicionalmente, el goteo postmiccional se ha considerado como parte del proceso de envejecimiento y menos molesto que otros síntomas del tracto urinario inferior, pero la evidencia reciente sugiere que es bastante común y como poco provoca tantas molestias como otros problemas relacionados con la orina.

Es tan usual en los hombres conforme pasan los años porque los músculos que rodean la uretra, esa especie de tubo largo en el pene que permite que la orina salga del cuerpo, no “aprietan” tan fuerte como antes, lo que a su vez evita que la vejiga se vacíe por completo. Y en menos de un minuto después de terminar la micción, esa orina extra gotea. Sin duda puede ser molesto y algo embarazoso. Así que…


¿Qué puedo hacer?

Hay varios trucos que pueden ayudarte a minimizar los efectos del goteo postmiccional. Para empezar, asegúrate de bajar los pantalones y el elástico de tus calzoncillos correctamente de modo que tanto el pene como el escroto estén completamente expuestos cuando vacíes la vejiga. El elástico de sus calzoncillos aplicará algo de presión detrás del escroto y te ayudará a “enderezar” la uretra para que se vacíe por completo.

Coloca las yemas de los dedos detrás del escroto y aplica una presión suave hacia arriba y hacia adelante para estimular el flujo de orina a lo largo de la uretra. Después agita o aprieta el pene de la manera habitual. Repite este movimiento dos veces para asegurarte de que la uretra esté completamente vacía.


¿Cuándo debo empezar a preocuparme?

En general no deberías preocuparte demasiado por alguna a gota que te pueda quedar, pero deberás plantearte buscar ayuda profesional si experimentas varios de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para iniciar el flujo de orina.
  • Necesidad de hacer un esfuerzo para vaciar la vejiga.
  • Experimentar un flujo lento de orina al vaciar la vejiga.
  • Sentir la necesidad de vaciar la vejiga con urgencia.
  • Padecer sensación de “ardor”, molestias o dolor al vaciar la vejiga.
  • Manchar de sangre la orina.
  • Tener que levantarte varias veces durante la noche para vaciar la vejiga.
  • Necesidad de cambiar tu estilo de vida debido a problemas con la vejiga o el intestino.

En cualquier caso, y por regla general, a partir de los 50 años es conveniente una visita al urólogo aunque no se perciban síntomas aparentes relacionados con el goteo postmisccional. Nadie como un especialista te ofrecerá una visión profesional y objetiva sobre la salud de tu vejiga y quizá descubra problemas en tu tracto urinario en los que no habías reparado.

El goteo postmiccional, más allá de las posibles complicaciones del suelo pélvico que pueda evidenciar, es un síntoma molesto y que muchas veces nos hace sentirnos inseguros, por miedo a que el pantalón se moje o que aparezca el indeseable olor. TENA Men tiene un producto específico para que te sientas cómodo y seguro: TENA Men Escudo Protector. Negros y discretos, son extrafinos para una adaptación perfecta. Además bloquean el goteo leve y proporcionan seguridad al evitar la aparición del olor. ¿Quieres probarlos? Solicita una muestra aquí.


Médicamente, la disfunción se define como una afección crónica caracterizada por la incapacidad mantenida en el tiempo para lograr o mantener una erección suficiente para realizar una función sexual satisfactoria. Se trata de una afección muy frecuente y su incidencia aumenta con la edad. Puede ser consecuencia de alguna causa orgánica, causas psicológicas o una combinación de ambas. 

¿Y cuál es su vínculo con el goteo postmiccional? Resulta que los síntomas del tracto urinario inferior –como el goteo postmisccional- tienen una etiología compleja que involucra múltiples factores. Y los pacientes con problemas de orina sufren una reducción significativa de su calidad de vida y una de ellas está en la relación con la disfunción eréctil.

Estudios epidemiológicos han documentado que la disfunción eréctil es significativamente más frecuente en varones con síntomas del tracto urinario inferior y que los problemas de erección están marcadamente relacionados con la severidad de dichos síntomas, independientemente de la edad que tengan y de otras enfermedades que puedan padecer.

¡Activa tu sistema de alerta! Porque según diferentes estadísticas, siete de cada diez varones adultos (de 35 a 75 años) no relacionan los problemas urinarios con la aparición posterior de síntomas de disfunción eréctil. Error.


Artículo avalado por la Asociación Española de Urología (AEU)

Artículos relacionados

Cómo aumentar la testosterona de una forma natural

La virilidad está asociada a una hormona producida mayormente por los testículos: la testosterona. A partir de los 30, empieza a disminuir su proporción en la sangre, pero no te preocupes, te contamos una serie de métodos naturales para aumentar su segregación y mantenerla bien elevada.

Prostatitis, qué es y cómo curarla

Te explicamos los síntomas, qué tipos existen y cómo prevenirla o tratarla.