Parece que estás en <country>

Visita el sitio de TENA España para más información.

Di adiós a la grasa abdominal con estos consejos (¡sin abdominales!)


Vamos a proponerte una serie de pautas muy efectivas para perder el famoso “flotador”... pero eso no significa que sean trucos mágicos. Si quieres que funcionen, has de ser constante. Ten en cuenta que no solo hablamos de lucir cuerpazo este verano; también mejorará tu salud. Eso sí: te prometemos que no harás abdominales.

reduce grasa abdominal





Aunque para la mayoría se trata de un problema estético, la grasa abdominal también es un riesgo para la salud, especialmente la de los hombres. Una concentración excesiva de tejido adiposo por encima de la cintura eleva las probabilidades de sufrir enfermedades coronarias, además de diabetes, apnea del sueño e incluso ciertos tipos de cáncer.

Por suerte, unos sencillos cambios en tu alimentación y en tu estilo de vida lograrán resultados muy pronto, librándote del “flotador”. Si, además, refuerzas los hábitos con apps para mejorar tu salud, los beneficios se mantendrán. ¿Empezamos?


Si quieres perder grasa abdominal, modifica tu dieta

Ese “michelín” no ha surgido de la noche a la mañana, ¿verdad? Alcohol (no se llama barriga cervecera por casualidad), fritos y comida basura han hecho su parte. Sabemos que será difícil, pero:

-       Huye de los hidratos de carbono que vienen de las harinas blancas o refinadas (como el pan o la pasta) y de ciertos cereales: si vas a tomar arroz, que sea integral.

-       Aumenta la ingesta de proteínas presentes en las carnes magras, el pescado o los huevos. Te sentirás saciado durante más tiempo y mantendrás la musculatura, perdiendo grasa.

-       Come más verduras, frutas y hortalizas, aunque no valen todas: plátanos (por su alto contenido en azúcar) y patatas (por los hidratos de carbono) no deberían estar en tu dieta.

-       Si tu objetivo, además de librarte de la “barriguita”, es perder peso, consulta con un médico el régimen más adecuado a tu edad y estilo de vida. Has de crear un déficit calórico, ingerir menos calorías de las que gastas, para ver cómo bajan los kilos en la báscula. ¿Qué tal llevar un diario de los alimentos que tomas para controlar las cantidades?

-       Evita los lácteos o, al menos, limita su consumo a los bajos en grasas.

-       Seguro que ya te lo imaginabas, pero el alcohol, el azúcar y las salsas están prohibidos.

-       Bebe agua o infusiones (sin endulzar, claro) y huye de los zumos (por su exceso de azúcar, presente en la fruta).


Fuera barriga... mientras te relajas

El aumento de la actividad física también te ayudará a deshacerte de la grasa abdominal, aunque unos ejercicios son más efectivos que otros. Para compensar las malas noticias sobre la cerveza que dejarás de beber, he aquí una buena: si no quieres, no tendrás que hacer abdominales, pues funcionan para definir musculatura, pero no para que desaparezcan las temidas “lorzas”.

Si quieres “perder tripa”, corre, monta en bicicleta, nada o camina: la actividad aeróbica es fundamental para acelerar el metabolismo. Lo ideal, de hecho, son 45 minutos por sesión, con el fin de “quemar” los ácidos grasos, ésos que alimentan tu “flotador”.

Existe una forma de poner a trabajar todo tu cuerpo y mejorar los resultados: el pilates y el yoga. La mayoría de las posturas y movimientos de estas disciplinas implican equilibrio y precisión, que se consigue activando nuestra sección central. Con el yoga, además, reducirás el cortisol, una hormona que hace que almacenes grasa alrededor de la cintura y que se libera cuando sufres estrés. Relajándote no sólo estarás diciendo adiós a la ansiedad, sino también a tu barriguita.


¿Has pensado en la medicina estética?

Cada vez son más los productos cosméticos dirigidos a los hombres (como las cremas reductoras de abdomen) y muchos no dudan en someterse a tratamientos como sesiones de dermolisis, dermoplastia o infiltraciones, que disminuyen la grasa localizada de forma rápida y duradera sin pasar por el quirófano.

Ésta, sin embargo, también es una opción: si estás interesado, pregunta por las técnicas que, mediante cirugía, esculpirán tu silueta y definirán tus músculos, eliminando el tejido adiposo que te sobra.

Y siempre, recuerda, consulta con un especialista antes de lanzarte a atacar de lleno la grasa abdominal: tus objetivos estarán más claros, los resultados serán duraderos y no te desmotivarás.




Artículos relacionados

El abecé de la nutrición

Todo el mundo sabe que una dieta equilibrada te hace ganar en salud y bienestar, pero ¿qué tiene que ver comer bien con la incontinencia urinaria? Te lo contamos. Toma nota.

Ponte en forma

Ejercicio físico y deportes que puedes practicar si tienes incontinencia.