Parece que estás en <country>

Visita el sitio de TENA España para más información.

Huella de carbono: por qué es importante para TENA y para ti

¿Qué sabemos hasta ahora? Sabemos que el calentamiento del planeta se debe a los gases de efecto invernadero que el ser humano está emitiendo a la atmósfera. Sabemos que debemos reducir dichas emisiones de manera drástica y rápida para evitar los efectos más nocivos del cambio climático. Y sabemos que la magnitud de este desafío exigirá la colaboración sin precedentes de todos los segmentos de la sociedad. 

Pies descalzos de un grupo de personas formando un círculo en la arena de una playa
Todos debemos asumir la responsabilidad de nuestras propias emisiones. En TENA, aceptamos con agrado este desafío. Pero, para formar parte de la solución, es conveniente saber cuánto contribuyes al problema. Y dicho problema va mucho más allá de la gasolina del coche y la electricidad de los enchufes. 
 
Ahí es donde entra en juego la idea de la huella de carbono. Nuestras emisiones de carbono dejan huella en el planeta, al igual que una pisada deja huella en el suelo. Es una medida práctica del impacto total que una persona, o un producto u organización, tiene actualmente sobre el clima. 

Qué incluimos, y cómo todo suma

Básicamente, tu huella de carbono es una forma de medir el dióxido de carbono (CO2) y otras emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de tus actividades a lo largo del año. Sí, son las emisiones de todos los viajes que hiciste y toda la electricidad que gastaste, pero también incluye las emisiones que fueron necesarias para fabricar todos los productos que consumiste y los servicios que adquiriste. 
 
Esta medida también se puede aplicar a nuestros productos. El ciclo de vida de un producto TENA comienza con la extracción de recursos naturales y la fabricación de materias primas. El siguiente paso es montar todos los materiales en la fase de fabricación. A continuación, el producto se transporta hasta el usuario, quien, por último, lo desecha después de que haya cumplido su función. Cada fase conlleva el consumo de energía, el transporte y la gestión de residuos. Por tanto, para conocer la huella de carbono real de nuestros productos, debemos tener en cuenta todas estas fases.

Operario de fábrica TENA cerrando un paquete
Pisadas en la arena de una playa cerca del mar

Qué significa para cada uno de nosotros y por qué TENA cree en ello

En 2017, la huella de carbono de cada británico fue, por término medio, de 7,7 toneladas1. Lo que realmente significa es que cada persona, a causa de sus actividades, fue responsable del equivalente a 7,7 toneladas de emisiones de carbono ese año. Lo mismo pasa con TENA. La responsabilidad de las emisiones en cada etapa de la vida útil de nuestros productos recae sobre nosotros.
 
Centrarse en la reducción de nuestra huella de carbono es la forma más honesta de avanzar, y para TENA, la más importante. De hecho, lo consideramos una oportunidad. Analizar las emisiones en cada aspecto de nuestras operaciones, y durante cada fase de la vida útil de nuestros productos, multiplica las medidas que podemos adoptar. Y son esos pequeños pasos los que nos llevarán a donde debemos llegar.
 
 
 
1) Eurostat, emisiones de gases de efecto invernadero per cápita. Obtenido de https://ec.europa.eu/eurostat/tgm/table.do?tab=table&init=1&language=en&pcode=t2020_rd300&plugin=1

"Un momento, pensaba que el CO2 era un gas. ¿Cómo puede tener peso un gas?"

En realidad, toda la materia pesa. Un globo de helio no es ingrávido. Flota porque pesa menos que el aire circundante, al igual que un palillo flotante pesa menos que el agua que lo rodea. Lo cierto es que tenemos un enorme peso atmosférico por encima de nuestras cabezas en todo momento. Simplemente no lo notamos, del mismo modo que un pez de aguas profundas no nota el peso del océano sobre su cabeza. 
 
Para hacernos una idea del tamaño de una tonelada de CO2 puro en su forma gaseosa2, es necesario imaginar una bola de 10 metros de ancho y de alto. Ahora imaginémonos 7 u 8 de esas bolas y más o menos tendremos la cantidad que emite un británico por término medio cada año. Eso representa unos 21 kilos por día, o lo suficiente para llenar una bola de 2,8 metros de ancho.
 
 
 
2) a temperatura ambiente

Primer plano de una báscula antigua
Dos personas corriendo en una pista con una hilera de pisadas verdes sobre la imagen

Queda mucho por hacer, pero podemos lograrlo juntos

A fin de evitar los efectos más nocivos del cambio climático, necesitamos reducir la huella de carbono anual de cada persona del planeta a menos de 2 toneladas para el año 20503. Eso significa menos de 5,5 kilos por día, para cada uno de nosotros. Lógicamente, esto supone un mayor desafío para unos países que para otros, ya que actualmente no todos tienen la misma huella de carbono. Pero no cabe duda de que todos debemos hacer cambios.
 
Otro hecho indiscutible es que estamos en el mismo barco, incluso cuando se trata de nuestra huella de carbono. Cuando utilizas un producto TENA, esa parte de tu huella también pasa a ser responsabilidad tuya. De modo que, cuando lo hacemos bien, tú también lo haces bien. 
 
Así es cómo lo vamos a conseguir: reduciendo nuestra huella ambiental, y la tuya, paso a paso.
 
 
 
3) Agencia de Protección Ambiental de Suecia, ¿Cómo puedo reducir mi huella de carbono? Obtenido de http://www.swedishepa.se/Environmental-objectives-and-cooperation/Swedish-environmental-work/Work-areas/Climate/How-can-I-reduce-my-carbon-footprint-/

Todos debemos hacer cambios y, algunos de nosotros, debemos hacer más.

Tendremos que realizar cambios reales en el estilo de vida y los patrones de consumo4. Existen medidas efectivas que podemos adoptar a nivel individual para reducir nuestra huella de carbono, como, por ejemplo, reducir los viajes en coche que usen combustibles fósiles, utilizar los espacios donde habitamos de forma más inteligente, pasarse a la electricidad renovable, sustituir los lácteos y la carne roja cuando sea posible y optar por productos más sostenibles. 
 
Al mismo tiempo, algunos de nosotros debemos asumir una mayor responsabilidad. Los Gobiernos, las instituciones y empresas como la nuestra deben soportar la mayor carga. En TENA creemos que hay buenos motivos para tener esperanza. En 30 años pueden ocurrir muchas cosas si aunamos esfuerzos. 
 
 
 
4) Según el informe del IPCC de 2014

Verduras sobresaliendo de una bolsa de red sobre una mesa de mármol blanca
Un paquete de las compresas para la incontinencia TENA Discreet sobre un fondo azul y una hilera de pisadas verdes en el lado derecho

Tamaño actual de la huella de carbono de nuestros productos

En 2008 empezamos a adoptar medidas para reducir nuestra huella de carbono a la mitad para el año 2030. Y, hasta ahora, todo va según lo previsto. Para que nuestros avances tengan la mayor transparencia posible, publicamos la huella de carbono de los productos TENA en lo que se denomina Declaraciones Ambientales de Producto (DAP). Se trata de verificaciones independientes que muestran la información medioambiental de un producto, en función de su ciclo de vida completo. 
 
Por ejemplo, la DAP de nuestras compresas TENA Lady Discreet Normal indica que, actualmente, una compresa tiene una huella de carbono de 39 g. Si el producto se usa durante todo un día, eso significa cuatro compresas y 156 g por día.