Parece que estás en <country>

Visita el sitio de TENA España para más información.

Enuresis nocturna y nicturia en adultos

Mujer durmiendo

¿Qué es la enuresis nocturna y la nicturia en adultos?

Existen dos tipos de incontinencia nocturna. La enuresis nocturna, o dicho de forma más simple “mojar la cama”, es la micción involuntaria cuando se está dormido después de una edad en la que la incontinencia nocturna no es lo habitual. Esto no debe confundirse con la nicturia, término que describe las micciones frecuentes, es decir, tener que levantarse una o más veces por la noche para orinar.

Enuresis nocturna y nicturia en adultos

Las causas de la micción frecuente por las noches en adultos, así como la enuresis nocturna, suelen ser distintas a las de los niños con problemas similares. Cuando los adultos mojan la cama, se denomina enuresis nocturna. Esto puede deberse a diferentes causas, que se describen con más detalle a continuación, pero generalmente las micciones frecuentes pueden indicar que el cuerpo produce más orina por cambios en la producción de ciertas hormonas, problemas renales, enfermedades o como reacción a una medicación. Una de las consecuencias puede ser la enuresis nocturna o la necesidad de ir al aseo una o varias veces por la noche, lo cual se denomina nicturia. Cabe señalar que es habitual que las personas mayores tengan que orinar una o dos veces por la noche.

¿Cuáles son las causas de la enuresis nocturna y nicturia en adultos?

Nuestros cuerpos cambian con el paso del tiempo. Uno de estos cambios es la mayor necesidad de ir al aseo para orinar. Por eso, si estás en una fase de la vida en la que tienes que ir al baño un par de veces por la noche, es normal. Esto se debe a diferentes motivos. Una persona joven puede retener hasta medio litro de orina, pero con la edad suele reducirse a casi la mitad dado que los músculos de la vejiga se vuelven menos elásticos. 

Producción de la hormona antidiurética

Otro factor que causa la necesidad urgente de orinar durante la noche cuando envejecemos tiene que ver con la menor capacidad de concentración de orina por las noches. A su vez, esto provoca grandes cantidades de orina diluida. La producción total de orina en un periodo de 24 horas en teoría sigue siendo la misma, pero cuando nos hacemos mayores se produce más orina por las noches en comparación a edades más tempranas. Una hormona antidiurética regula la cantidad de agua que se elimina a través de los riñones al indicarles que reduzcan el volumen de orina que se produce. 

Poliuria

La nicturia y la enuresis nocturna en adultos también pueden aparecer cuando el cuerpo produce demasiada orina. La poliuria hace referencia a la producción anómala o eliminación excesiva de orina independientemente de la hora del día. De media, un adulto sano produce entre uno y dos litros de orina cada 24 horas, en función de la ingesta de líquidos o alimentos y la cantidad de humedad que libera el cuerpo. En el caso de la poliuria, esta cantidad se eleva a los 2,8 litros o más. La poliuria puede ser, por ejemplo, un síntoma de diabetes, aunque esta afección puede deberse a otras causas. Si tienes dudas o necesitas asesoramiento, no dudes en consultar a tu profesional sanitario. 

Problemas de próstata

Con la edad, la próstata suele agrandarse. Dado que esta glándula rodea la uretra, una próstata agrandada puede presionarla. Esto impide que la vejiga se vacíe correctamente y provoca micciones más frecuentes durante la noche.

Problemas de incontinencia

Los problemas de vejiga, como la incontinencia de urgencia, que hace que la persona tenga una necesidad repentina de orinar, pueden causar enuresis nocturna y nicturia. Una vejiga hiperactiva también puede provocar nicturia.

Problemas cardiacos

Las personas que tienen problemas de corazón tienen una circulación más deficiente y uno de los síntomas es la hinchazón de la parte inferior de las piernas. Cuando la persona afectada se acuesta o pone los pies en alto, como solemos hacer al dormir o descansar, el fluido concentrado en la parte inferior de las tiernas penetra el torrente sanguíneo y se elimina a través de los riñones. En consecuencia, aumenta la necesidad de ir al aseo por la noche.

Diabetes

Los niveles altos de azúcar en sangre aumentan la sensación de sed. Ingerir más cantidad de líquido que de costumbre aumenta la necesidad de orinar. Los niveles altos de azúcar en sangre hacen que los riñones liberen azúcar en la orina y aumente su producción, lo cual, a su vez, crea la necesidad de orinar con más frecuencia. 

Otras causas de la enuresis nocturna y nicturia en adultos

El estilo de vida puede influir en la frecuencia de las micciones. Por ejemplo, si se beben grandes cantidades de líquido. Consumir cafeína y alcohol después de cenar también puede provocar la necesidad de orinar durante la noche.

¿Cómo puede tratarse la enuresis nocturna y la nicturia?

Hay una serie de medidas que se pueden adoptar para tratar los síntomas de la nicturia, entre los que se incluyen: 
 
Reducir la ingesta de líquidos antes de irse a dormir
Procurar no beber demasiado a última hora de la tarde, sin reducir la ingesta de líquidos diaria recomendada, que es 6-8 vasos o 2 litros. Se trata de cuándo beber y no de la cantidad. 
 
Limitar el consumo de cafeína
El café, el té y otras bebidas que contienen cafeína pueden irritar la vejiga y alterar el sueño. Procura consumir menos bebidas de este tipo. 

Poner en alto los tobillos hinchados

Si se te hinchan los tobillos, procura sentarte o tumbarte poniendo las piernas en alto durante una hora al día. También puede servir de ayuda poner medias de compresión. 

Revisa tu medicación

Algunos medicamentos pueden provocar el aumento de la producción de orina y la nicturia. Consulta a tu profesional sanitario si este podría ser el caso. Bajo ningún concepto dejes de tomar tu medicación sin consultar al médico. Medicamentos y afecciones relacionados con la nicturia y la enuresis nocturna:
  • Trastornos cardíacos y renales
  • Diabetes
  • Medicamentos diuréticos y sedantes
  • Vejiga hiperactiva 
  • Incontinencia urinaria de urgencia

Reducir la probabilidad de alteraciones en el sueño

¿Hay otros factores que te perturban el sueño? ¿Tu dormitorio tiene una temperatura agradable? ¿Hay demasiada luz? Si es el caso, procura reducir la cantidad de siestas que echas durante el día. 

Ejercicios para el suelo pélvico o de Kegel

Los ejercicios de Kegel, también denominados ejercicios para el suelo pélvico, son una de las formas más efectivas de mejorar y mantener la función intestinal y urinaria. A mucha gente también le resulta útil ejercitar la vejiga.

¿Qué tratamientos especializados existen para la nicturia?

Problemas de próstata
Si te preocupa que puedas tener problemas de próstata, consúltaselo a tu médico para que realice un reconocimiento y te comente las opciones de tratamiento disponibles, entre las que se incluyen la medicación y la cirugía.
 
Incontinencia de urgencia
La incontinencia de urgencia se puede tratar y gestionar de diferentes formas dependiendo del origen del problema, que no siempre puede identificarse. Entre las opciones de tratamiento disponibles se incluyen el reentrenamiento de la vejiga, los ejercicios para fortalecer el suelo pélvico y diferentes tipos de medicamentos. 

Siempre puedes contar con TENA

Sea cual sea la causa, la gravedad o la frecuencia de la enuresis nocturna, TENA ofrece productos para la incontinencia que te ayudarán a llevar una vida lo más normal posible. Nuestra gama especialmente formulada para la incontinencia nocturna incluye las compresas TENA Lady Mini Night con triple protección y TENA Lady Pants NIGHT para disfrutar de mayor seguridad. Tanto nuestra gama para hombres como para mujeres, incluye ropa interior que protege frente a pérdidas de orina moderadas o abundantes. 
Si te preocupan otros tipos de incontinencia, consulta a un profesional sanitario