Infección del tracto urinario en el embarazo

Contraer una infección del tracto urinario (ITU) durante el embarazo no es muy divertido, pero la buena noticia es que puede tratarse. Debido al mayor riesgo de complicaciones, el tratamiento de las infecciones urinarias en las mujeres embarazadas es diferente al de la población general, y su detección precoz es crucial.
 
En muchos países, si ha padecido anteriormente una ITU o cualquier otra enfermedad que aumente el riesgo de padecerla, la detección de bacterias en el tracto urinario forma parte de la rutina asistencial de la maternidad. Si estás embarazada y crees que puedes tener una ITU, pero aún no has hablado con tu médico al respecto, deberías hacerlo lo antes posible.

¿Qué ocurre si no se trata una ITU?

El tipo más común de ITU se produce en el tracto urinario inferior, infectando la uretra y la vejiga. Si no se trata, la infección puede extenderse a los uréteres y los riñones, en el tracto urinario superior. Los síntomas de la ITU superior son considerablemente peores y pueden incluir dolor de espalda, náuseas y fiebre. El embarazo también aumenta el riesgo de infección renal.

¿Afectará una ITU a mi bebé o a mi embarazo?

Si se detecta a tiempo y se trata eficazmente, una ITU no causará ningún daño al bebé. Sin embargo, si no se trata, una ITU puede empeorar y extenderse a las vías urinarias superiores. Si esto ocurre, podría afectarte negativamente a ti o a tu bebé, ya que las ITU superiores se han relacionado con un aumento de la hipertensión arterial, partos prematuros y bajo peso al nacer. Si sospechas que tienes una infección urinaria, ponte en contacto con tu médico. Ellos sabrán qué hacer.

¿Afectará una ITU a mi embarazo?

Una ITU durante el embarazo puede desencadenar el parto antes de lo esperado. Una ITU también conlleva el riesgo de que aumente la tensión arterial y de que rompas aguas antes de tiempo. Sin embargo, si se detecta a tiempo, es fácil de tratar.

¿Cómo puedo saber si tengo una ITU?

Las visitas frecuentes al baño son, por supuesto, una parte normal del embarazo, por lo que detectar una ITU puede ser complicado. He aquí algunos síntomas que pueden indicar una infección. 
  • Contracciones y/o dolor abdominal
  • Dolor en la parte baja de la espalda
  • Pequeñas cantidades de orina cada vez
  • Dolor al orinar
  • Rastros de sangre en la orina
  • Orina de olor fuerte, oscura o turbia
  • Sensación de frío, que no suele ir acompañada de fiebre
  • urinaria repentina

¿Una ITU siempre presenta síntomas?

No. Una ITU puede estar presente y requerir tratamiento, aunque no se observe ni se experimente ninguno de los síntomas. Una visita a su profesional sanitario, que le realizará un análisis de orina, se lo confirmará con seguridad.

¿Cómo se detecta una ITU?

El análisis de orina es el método estándar para detectar una ITU. Esta prueba debe realizarla el personal sanitario de maternidad para confirmar la presencia o no de bacterias.

¿Pueden confundirse otras afecciones con una ITU?

La bacteriuria asintomática (BA) se refiere a la presencia de bacterias en las vías urinarias que no producen más síntomas que una orina turbia o maloliente. Esta afección suele ser inofensiva y no requiere antibióticos. Sin embargo, esto no es así durante el embarazo.
 
Las mujeres embarazadas con ABU corren un mayor riesgo de desarrollar una infección del tracto urinario superior, que sí presenta síntomas y no es saludable para el feto. Los antibióticos reducen en gran medida este riesgo, por lo que su médico puede recomendárselos si se detecta ABU.
 
La deshidratación también puede provocar una orina oscura, turbia y maloliente. Así que asegúrate de hidratarte adecuadamente.

¿Cómo sé si la ITU ha desaparecido?

Una vez terminados los antibióticos, el médico suele pedirte que realices un análisis de orina adicional. Esto confirmará si las bacterias siguen presentes o no.

¿Puedo mantener relaciones sexuales si tengo una ITU?

Dado que las ITU no se transmiten sexualmente, es posible mantener relaciones sexuales mientras se tiene una ITU o mientras se recibe tratamiento para una ITU.

¿Qué puedo hacer para prevenir una ITU?

Hay varias medidas que puedes tomar para reducir la probabilidad de una infección. Algunas de las siguientes pueden ser útiles: 
  • Manténgase hidratado
  • Dúchese, no se bañe
  • Ir al baño directamente después de mantener relaciones sexuales
  • Ve cuando sientas que lo necesitas, no esperes
  • Intenta vaciar completamente la vejiga
  • Límpiate siempre de delante hacia atrás
  • Pon especial cuidado en mantener limpia la zona genital
  • Utiliza productos de limpieza adecuados, evita los jabones fuertes.
  • Utilice una crema protectora para aliviar la piel genital sensible.

¿Qué debo hacer si sospecho que tengo una ITU?

Ante todo, acuda a su médico.