Parece que estás en <country>

Visita el sitio de TENA España para más información.

Consejos prácticos para responder mejor a la estimulación sexual


Te descubrimos algunas claves para disfrutar del sexo en cualquier circunstancia y para entender que con el paso del tiempo la vida sexual cambia pero no desaparece.

vida sexual madura





Con el paso de los años no tiene porqué disminuir, y menos desaparecer, la actividad sexual, sino todo lo contrario: a partir de los 60, tener ganas de sexo sigue siendo lo natural y disfrutar de fantasías sexuales es fisiológicamente sano. El problema es que para muchas personas llegar a la edad madura provoca ansiedad y esta, a su vez, puede desencadenar trastornos en la función sexual.

Al hacerse mayor, la vida sexual cambia. Como habrás comprobado, es más difícil lograr la erección en el instante, excitarse en cualquier circunstancia o hacer el amor dos veces en una noche. Con el paso de los años, además, la falta de estímulos sexuales que provoca una vida sexual monótona o poco variada en pareja puede llevar también a la pérdida de interés en la actividad sexual. Si te preguntas porqué tienes ahora menos ganas de tener contacto sexual, estas pueden ser algunas de las causas:

·  


  • Una menor intensidad de relaciones sociales.
  • El cansancio físico y psíquico.
  • La pérdida de atractivo corporal de la pareja.
  • Algunas creencias limitantes.
  • Los procesos fisiológicos que conlleva el paso del tiempo. 

A partir de los 50 años, algunos cambios propios de la edad influyen en la vida sexual y en los mayores de 60 puede producirse un "temor al desempeño", que es el miedo al acto sexual por temor a “fallar”, a no lograr una buena erección o a no hacer “un buen papel” en la cama, sobre todo si la pareja es más joven, como a menudo ocurre.

También cuando la persona pierde a su pareja puede caer en un período de inactividad sexual por lo que, si tiempo después comienza una relación con otra, podría tener mayores dificultades para el sexo, sobre todo por disfunciones de la erección en el caso del hombre. Es lo que se conoce como “síndrome de viudedad”. Algunos sexólogos recomiendan no dejar de masturbarse durante este período de soledad, ya que hacerlo puede contribuir a mantener los mecanismos fisiológicos sexuales en actividad relativa.


Las enfermedades físicas y mentales influyen también de negativamente en la actividad sexual a determinada edad. También el alcoholismo es uno de los factores que más contribuye a deprimir la función sexual y a retrasar la eyaculación, por lo que, si quieres mantener una vida sexual activa y sana, no abuses del alcohol. En estas edades, asimismo, los excesos en la comida pueden disminuir el deseo de realizar el acto sexual, por lo que no se recomienda el coito después de comidas copiosas en personas hipertensas o con problemas de corazón.

Es importante atender todos esos cambios en la forma de vivir la sexualidad porque si no se escuchan, el hombre puede tener síntomas de angustia anticipatoria sobre su desempeño sexual. Por eso se recomienda que, a partir de una determinada edad, mantengas hábitos saludables, como hacer ejercicio físico regularmente, mantener a tus amigos y una vida social activa o buscar nuevas fórmulas para mantener viva la llama de la pasión en la pareja.

No hay razón para que un hombre física y psíquicamente sano pueda mantener un adecuado nivel de actividad sexual entre los 50 y los 70 años e, incluso, a edades más avanzadas. Lo más importante es la actitud: sobre todo, es fundamental que exista una adecuada educación sexual, reconocer que el sexo no es algo exclusivo de los jóvenes y entender los cambios fisiológicos del sexo que se producen en la edad adulta, atendiéndolos como corresponde.




Artículos relacionados

No dejes tu vida social por las pérdidas de orina

A muchos hombres que sufren pérdidas de orina les preocupa mantener el ritmo de su vida social. El temor a sufrir una pérdida puede ser un obstáculo, pero con el plan correcto puedes protegerte frente a las pérdidas y recuperar la confianza.

Mantenerte activo con pérdidas de orina

Hay muchas formas de tener todo bajo control y continuar con tu ritmo de vida habitual, sea cual sea el tipo de pérdida de orina que estés intentando controlar.