El mal humor de los hombres a los 50

A partir de los 50, muchos hombres sufren el desconocido síndrome de irritabilidad masculina, una afección que mezcla depresión con ansiedad, frustración o cólera, y que afecta gravemente a la calidad de vida de quien la sufre y de su entorno.

Hombre mal humor 50 años

Unos lo llaman el mal humor del maduro, otros hablan de la menopausia del hombre y los expertos lo denominan síndrome de irritabilidad masculina. Y es que a partir de los 50, no solo aparecen cambios físicos, sino también emocionales. Son las dichosas hormonas que también afectan, y de qué manera, a tu humor.

Como sugiere el nombre, el síntoma principal del síndrome de irritabilidad masculina es el mal genio y los enfados por cualquier cosa. La depresión y la falta de confianza en uno mismo pueden ser tanto síntomas como consecuencias.

Los cambios hormonales pueden provocar dificultad para concentrarte, problemas para dormir y falta de energía para afrontar cada reto diario. También puedes ganar peso o tener menor deseo sexual. Todos estos síntomas afectarán a la forma en que interactúas con tu pareja o tu entorno, pero el mal humor será uno de los mas apreciables por las personas más cercanas.

¿Qué causa el mal humor en los hombres?

La andropausia (menopausia masculina) se asocia con una disminución de la testosterona, una hormona natural asociada con el estado físico, la energía y el deseo sexual. Son condiciones todas ellas que influyen en la calidad de las relaciones personales.

Es importante actuar. Cuando descargas tu irritabilidad sobre los demás, a menudo te sientes mal contigo mismo y eso contribuye a expandir el fantasma de la depresión. Y a la inversa: los hombres deprimidos suelen estar más irritables y de mal humor, pero a menudo no lo reconocen como un síntoma de depresión. Por eso ocurre que hay tantos hombres sin diagnosticar ni tratar.

¿Cómo puedo controlarlo?

El manejo de la irritación, que incluso puede evolucionar hacia la ira, parte del reconocimiento de su existencia. Conocer que hay reacciones desmesuradas a sucesos más o menos cotidianos. Estos serían buenos consejos a seguir para evitar el mal humor en los hombres:

  • Escucha a tu pareja o amigos cuando te hablen de tus cambios de humor.
  • Investiga técnicas de relajación y reducción del estrés, como pueden ser meditación, yoga o ejercicios de respiración específicamente diseñados para encontrar la calma.
  • Haz más ejercicio. Media hora al día ya sería estupendo para tu humor. Las endorfinas liberadas por la actividad física ayudan a superar los síntomas de depresión y estados de ánimo negativos como la irritabilidad.
  • Aprende a reconocer con humildad que tienes un problema emocional (que es transitorio y tiene solución).
  • Sigue una dieta saludable para el corazón. La dieta mediterránea suele ser estupenda.
  • Mantén un peso saludable: ayudarás a estabilizar los niveles de testosterona.
  • Incorpora a tu alimentación frutas, verduras, cereales integrales, proteínas magras, frutos secos y algunos productos lácteos bajos en grasa o sin grasa. Cuerpo sano, mente sana.
  • Reduce el consumo de alimentos y bebidas con azúcares añadidos como los refrescos o la comida rápida, malos hábitos que te provocarán falsas sensaciones de euforia.
  • Reduce o elimina el consumo de alcohol y excitantes.
  • Estrecha aún más la relación con tu pareja o los más íntimos.
  • No renuncies a una terapia médica si ves que por tus medios no eres capaz de controlar la situación.

 

El médico es tu amigo

Controlar la testosterona suele ser un gran primer paso para diagnosticar cualquier cambio de humor que pueda deberse a cambios hormonales relacionados con la edad. Como siempre, el médico será tu mejor amigo y su consejo será preciso. El nivel de testosterona en sangre puede permitirte conocer tu situación hormonal y darte pistas sobre dónde está la base de los cambios en tu estado de ánimo.

El mal humor de los hombres debido al síndrome de irritabilidad masculina viene directamente por una disminución en los niveles de testosterona, una de las principales opciones de tratamiento es la terapia de reemplazo de testosterona. Las inyecciones regulares de una versión sintética de la hormona a menudo pueden ayudar a restaurar la vitalidad y otras características afectadas por la disminución de los niveles hormonales. Tu médico te aconsejará sobre si es idóneo para ti acometer este tratamiento.

Artículos relacionados

Mitos y verdades sobre la andropausia

A veces se equipara a la menopausia femenina, pero este es solo uno de los falsos mitos asociados a la andropausia. ¿Qué es realidad y qué es ficción cuando hablamos de este síndrome?

Cómo aumentar la testosterona de una forma natural

La virilidad está asociada a una hormona producida mayormente por los testículos: la testosterona. A partir de los 30, empieza a disminuir su proporción en la sangre, pero no te preocupes, te contamos una serie de métodos naturales para aumentar su segregación y mantenerla bien elevada.