Parece que estás en <country>

Visita el sitio de TENA España para más información.

Hidrátate sobre todas las cosas


Muchos hombres cuando empiezan a tener pérdidas de orina toman la decisión de dejar de beber para evitarlo. ¡Error! Tu salud lo necesita y no hacerlo es, simplemente, nocivo.

Hidratarse





Si eres hombre y tienes o empiezas a tener pérdidas de orina, aprende a beber. La hidratación es una necesidad básica que está por encima de cualquier otra. El agua y otros líquidos son esenciales para el organismo ya que transportan los nutrientes, facilitan su disolución y su digestión; y eliminan sustancias de desecho de las células. Toma líquidos de una forma normal, ten en cuenta además, que la ingesta de agua puede ser también una forma de evitar malos olores. 

Bien, ¿pero cómo beber? Toma líquidos de forma espaciada y distribuidos de manera homogénea a lo largo del día, preferiblemente durante la mañana y la tarde, para evitar la incontinencia nocturna. Cuando se trata de alcohol, la cosa cambia: reducir su consumo te ayudará a estar más sano, desde cualquier punto de vista, incluidas las pérdidas de orina, ya que el alcohol deshidrata e interfiere con las señales cerebrales que indican a la vejiga cuándo debe liberar la orina. 


5 mandamientos

Para evitar situaciones desagradables, ahí van cinco grandes mandamientos:

  1. Para estar hidratado, bebe agua, pero en pequeñas cantidades de cada vez.
  2. Evita los líquidos muy fríos.
  3. Reduce o elimina las bebidas estimulantes de la vejiga (café, té, vino blanco y alcohol en general).
  4. Si haces ejercicio, no bebas demasiado previamente y orina antes de empezar.
  5. Si quieres tenerlo todo bajo control y mantener a raya las pérdidas de orina, utiliza TENA MEN para absorber cualquier pérdida o escape de orina. Pide aquí tu muestra.

Somos agua, pero menos con la edad

Por último, recuerda que con los años la proporción de agua en el organismo disminuye. En los hombres pasa a ser un 60%, lo que supone un 20% menos que en edades tempranas. De ahí, repetimos, la necesidad de un aporte extraordinario de líquidos para mantener la función renal, conservar una temperatura corporal adecuada y prevenir infecciones. Compensa el envejecimiento con una alimentación saludable, ejercicio y un peso adecuado. Ese conjunto de pautas te hará rejuvenecer, te permitirá seguir con tu vida normal, incluida esa caña del aperitivo, y además, te permitirá un mayor control de los músculos relacionados con la micción

Artículos relacionados

Ponte en forma

Ejercicio físico y deportes que puedes practicar si tienes incontinencia.

Día Mundial de la Incontinencia: 12 datos que desconocías

Aunque cada vez nos cueste menos hablar sobre ello, aún es necesario romper barreras y tabúes sobre las pérdidas de orina masculinas: saber más sobre este tema es definitivo para volver a tomar las riendas de tu vida sin restricciones. ¿Conocías estos datos?