Diez falsos mitos sobre la incontinencia urinaria masculina

Te contamos (y derribamos) las mentiras más comunes en torno a la incontinencia masculina. Lo más importante es estar bien informados para acabar con el tabú.

Smiling Man Looking to camera

1. Sólo tienen incontinencia urinaria las personas mayores. El envejecimiento es un factor de riesgo como la obesidad y la diabetes pero la pérdida del control en la emisión de orina es un problema común que puede presentarse a cualquier edad.

 2. Es una enfermedad exclusiva de mujeres. Hay mayor prevalencia en mujeres como consecuencia de procesos asociados a la población femenina como el parto o la menopausia. Sin embargo, uno de cada cuatro hombres españoles a partir de los 40 años reconoce padecer esta dolencia.

 3. No hay que hacer seguimiento de la incontinencia urinaria. Al igual que las mujeres acuden todos los años a revisiones ginecológicas, los hombres también deberían acudir al especialista para prevenir y tratar la incontinencia. El urólogo es el mejor aliado de los hombres para realizarse revisiones periódicas y hablar sobre esta afección.

 4. Ningún ejercicio físico mejora la incontinencia urinaria. Uno de los métodos más efectivos para controlar la incontinencia de orina sin cirugías ni medicamentos son los ejercicios de Kegel puesto que ayudan a fortalecer los músculos de la pelvis. Además, existen dispositivos que ayudan a identificar estos músculos y retroalimentan la efectividad de contracción muscular.

 5. Los hombres no tienen suelo pélvico. El suelo pélvico de los hombres existe pero es más estable que el de las mujeres porque tienen un orificio menos, además, la uretra es más larga y una parte va a través del pene.

 6. El único tratamiento exitoso es la cirugía. La cirugía es una de los tratamientos que se contempla para la incontinencia urinaria por estrés o esfuerzo pero también existen varios tipos de tratamiento no invasivo que incluyen modificaciones en el estilo de vida como pérdida de peso y evitar el tabaco, la alimentación, etc.

7. Es mejor evitar beber líquidos. Existe la falsa creencia de que con beber menos líquidos se producirá menos orina y el escape será menor. Sin embargo, limitar los líquidos puede concentrar la orina y producirse mayor irritación en la vejiga. Sí que se recomienda evitar mucha cafeína, refrescos gaseosos, etc.

8. El escape de orina se produce solamente al levantar peso. Depende del tipo de incontinencia urinaria que se dé. la fuga puede producirse por un motivo u otro. La incontinencia urinaria por estrés se produce al toser, reír, saltar, agacharse, estornudar o levantar peso. La de urgencia es el escape de orina asociado a la sensación apremiante de ir a orinar y generalmente no llegar "a tiempo" al baño. 

9. Contener las ganas de orinar hace a una persona incontinente. De hecho al contrario, para la gestión de la incontinencia, se recomienda el entrenamiento vesical para orinar en tramos regulados.

10. No existen productos específicos para hombres. Los productos absorbentes para la incontinencia están especialmente diseñados para ofrecer protección frente a las pérdidas de orina y evitar la aparición del olor. Tena Men ofrece una serie de productos diseñados específicamente para combatir la incontinencia masculina y que se ajustan las necesidades de este público para ayudarles a seguir con su rutina diaria.

Artículos relacionados

Confinamiento: Ahora más que nunca cuida tu rutina

Aunque a veces nos sintamos tentados de “saltarnos las normas”, mantener una rutina nos dará energía para tener una actitud positiva durante el confinamiento y disminuir la consecuencias en nuestra salud, tanto físicas como psicológicas.

Sé más hombre que la media: visita al urólogo

Si la prevención es la mejor medicina, ¿por qué ese miedo a la visita a un urólogo? A partir de los 50 es una cuestión de salud. Te contamos, en qué consiste una primera visita al especialista de las patologías del aparato reproductor masculino y urinario.