Hormonas y alimentación: una estrecha relación

El cuerpo produce hormonas para regular los sistemas y los procesos fisiológicos, pero los alimentos pueden alterar este sistema. Conoce cómo las hormonas presentes en los alimentos de manera natural pueden contribuir a este ecosistema y disfrutar de una buena salud.

Alimentación y hormonas masculinas

Hace años que se sabe que lo que ingerimos puede afectar la producción y secreción de hormonas a varios niveles:

• Por acciones directas en el intestino.

• Por reflejos nerviosos.

• Por cambios en la concentración de metabolitos en la sangre.

• Por cambios en los niveles circulantes de hormonas intestinales. 

Un equilibrio hormonal adecuado es vital para el correcto funcionamiento del organismo y existe amplia evidencia científica sobre los beneficios de incorporar ciertos alimentos a nuestra dieta para restaurar o alterar esa composición hormonal. Llevar una dieta bien equilibrada es esencial, y especialmente a partir de los 50 años.

Y además debes saber que no solo es importante la composición de la dieta, sino también aspectos tan diversos como la textura, la cantidad o incluso el tiempo que le dediquemos a comer. 


La importancia de una dieta saludable en nuestro bienestar 

El investigador de nutrición Neal Barnard destaca en su libro Your Body in Balance cómo detrás de aspectos tan cotidianos como la infertilidad, el aumento de peso, los síntomas de la menopausia, el cáncer de próstata, los problemas de tiroides o el acné aparecen desequilibrios hormonales ocultos provocados por los alimentos que comemos.

¿Y si detrás de un problema de años de infertilidad inexplicable o la aparición de un cáncer de próstata simplemente se escondía una deficiente alimentación? Igual la solución (o el problema) estaba en lo que comías. Porque un desequilibrio hormonal puede estar contribuyendo o incluso causando un problema de salud y éste podría arreglarse con una buena dieta.

Lo cierto es que está demostrado que los alimentos y las hormonas juegan un papel importante en la fertilidad, los cánceres relacionados con las hormonas sexuales, el equilibrio de la tiroides, la diabetes tipo 2 y la regulación del metabolismo. 


Alimentos para aumentar la testosterona

La testosterona es una hormona masculina que afecta en muchos más sentidos que los meramente sexuales, pues además de en la producción de esperma también influye decisivamente en la salud ósea y muscular, la prevención de cánceres o incluso el crecimiento del cabello.

Un equilibrio general de hormonas es importante para controlar los niveles de testosterona, lo que indefectiblemente pasa por tener una dieta bien equilibrada y rica en nutrientes. Y estos deben ser algunos de los alimentos que nunca deben faltar en tu despensa: 

  • Atún: rico en vitamina D, se ha relacionado con una vida más larga y producción de testosterona. También es un alimento rico en proteínas, saludable para el corazón y bajo en calorías. Lo puedes comer enlatado o fresco.
  • Leche baja en grasa con vitamina D: se suele animar a las mujeres a beber leche para mejorar la salud ósea, pero la leche también puede mantener fuertes los huesos de los hombres. Elije versiones descremadas o bajas en grasa. 
  • Yemas de huevo: si bien el colesterol tiene mala reputación, la yema de huevo contiene más nutrientes que las claras. Siempre que no se tengan problemas de colesterol, su consumo puede ser estupendo.
  • Cereales enriquecidos: si hay que vigilar el colesterol en sangre, esta es una excelente opción. Busca los enriquecidos con vitamina D y empieza el día de la mejor manera.
  • Ostras: el zinc es un nutriente esencial durante la pubertad y sus efectos pueden mantener las hormonas masculinas bajo control durante la edad adulta. ¡Date un lujo!
  • Mariscos: una ración ocasional de cangrejo o langosta puede ayudarnos decisivamente a equilibrar nuestras hormonas. Esto se debe en parte al alto contenido de zinc.
  • Frijoles: muchas legumbres (garbanzos, lentejas o judías) se consideran buenas fuentes de zinc. Y particularmente los frijoles tienen el añadido de proteger nuestro corazón.

La relación entre hormonas y alimentación es muy estrecha. Seguir una dieta saludable se traduce en un mejor balance del cuerpo y por consiguiente una mejor salud.  

Artículos relacionados

Cómo aumentar la testosterona de una forma natural

La virilidad está asociada a una hormona producida mayormente por los testículos: la testosterona. A partir de los 30, empieza a disminuir su proporción en la sangre, pero no te preocupes, te contamos una serie de métodos naturales para aumentar su segregación y mantenerla bien elevada.