Parece que estás en <country>

Visita el sitio de TENA España para más información.

Ejercicios del suelo pélvico


El control de la vejiga puede mejorar con la práctica de los ejercicios adecuados. Los ejercicios del suelo pélvico, también conocidos como ejercicios de Kegel, pueden ayudarte a prevenir, reducir o controlar tus problemas de pérdidas de orina.

Ejercicios del suelo pélvico


Localiza los músculos del suelo pélvico

Ejercitar los músculos del suelo pélvico ayuda a fortalecerlos para que puedas controlar el flujo de orina y la vejiga débil. Antes de empezar con los ejercicios, tienes que saber localizar dónde están tus músculos del suelo pélvico. Una buena forma es intentar parar el flujo de orina cuando estés en el baño u orinar más lento. Los músculos que actives al hacerlo son los del suelo pélvico.

Detener y ralentizar el flujo de orina no es un ejercicio para el suelo pélvico, por lo que no debería usarse como tal, ya que podría afectar al vaciado reflejo normal. Es solo una forma de localizar los músculos correctos.

Si no sabes bien dónde están estos músculos, consulta a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico.


Consejo para principiantes

Si es la primera vez que haces los ejercicios, puedes hacerlos tumbado. Al principio, tus músculos no son lo bastante fuertes, por lo que no tiene sentido hacerlos trabajar con la dificultad añadida de la gravedad. Si te tumbas, también notarás con más facilidad que están trabajando los músculos correctos y que se contraen al máximo. Intenta buscar la posición en la que estés más cómodo. Puedes tumbarte con las rodillas dobladas y los pies en el suelo, o con las piernas sobre una almohada o una silla.


Cuando estés listo para más

Hemos reunido algunos ejercicios para ti aquí en TENA Men. Puedes encontrar los ejercicios aquí. Y te recordamos que utilizar absorbentes específicos para el pH y densidad de la orina, te harán sentirte seguro y protegido. Pide tu muestra gratuita.

Artículos relacionados

Mantenerte activo con pérdidas de orina

Hay muchas formas de tener todo bajo control y continuar con tu ritmo de vida habitual, sea cual sea el tipo de pérdida de orina que estés intentando controlar.

Cómo hablar de las pérdidas de orina

Hablar de un tema tan personal puede resultarte incómodo, pero para encontrar una solución es determinante que mantengas una charla sincera y honesta con tu médico y con tus seres queridos.