Parece que estás en <country>

Visita el sitio de TENA España para más información.

Cistitis, un tema de hombres


Te detallamos las causas que provocan tan molesta infección y cómo debes tratarla.

cistitis hombres





Las infecciones del tracto urinario (ITU) son frecuentes también entre los hombres. De hecho, son las más comunes tras las del aparato respiratorio. El problema, de nuevo, el cierto tabú que existe sobre ellas. ¿Y a quién afectan? Además de a los bebés, especialmente en su primer año de vida, a los mayores de 50 años.

Si ya has sobrepasado las cinco décadas, su explicación es sencilla: este tipo de infecciones están muy relacionadas con el crecimiento prostático (tanto de origen benigno como maligno), con enfermedades de transmisión sexual o manipulaciones urológicas (colocación de sondas, por ejemplo). Esta patología es considerada generalmente como la existencia de microorganismos en la zona afectada y el origen bacteriano es el más frecuente (80-90%).

Se clasifican según la zona anatómica afectada: en el tracto urinario bajo (uretra, vejiga y próstata) o alto (uréteres y riñón). En el caso de esta última, supone micción dolorosa y frecuente, además de fiebre y dolor localizado.



¿Cómo debes proceder si tienes estos síntomas?

 

Si te encuentras ante una posible infección, la norma es siempre acudir a un profesional. El diagnóstico es sencillo: se hace a partir de la historia clínica, una exploración física y análisis.

Queremos destacar la importancia de acudir a un especialista, pues aunque existen antibióticos genéricos para combatir este tipo de dolencias, si no procedemos a realizar un análisis de orina y un correcto seguimiento del problema, podemos vernos en dos situaciones peores a la actual:

·         El problema puede no solucionarse e, incluso, agravarse.

·         No detectar el microorganismo causante de la infección y, por tanto, no cortar el problema de raíz, pudiéndose repetir el episodio a los pocos días.

 “Ambas complicaciones pueden evitarse. Para ello, se debe recoger la orina antes de comenzar a tomar el antibiótico, y así, no alterar los resultados en la analítica. Una vez tengamos los resultados del estudio, podremos identificarla causa de la infección para determinar si el antibiótico que el paciente está tomando es el más acertado o si, por la contra, se le receta otro capaz de combatir mejor la infección”, apunta el doctor Miguel Muñoz-Cruzado y Barba, presidente de la Asociación Española de Comunicación y Salud.

Cuando procedas a realizar la analítica, dado que la parte final de la uretra y el área periuretral pueden tener gérmenes, limpia y seca bien cualquier parte del pene que haya podido estar en contacto con la orina (prepucio y glande). Además, es recomendable recoger una muestra de la parte media de la micción, preferiblemente matutina.


El agua es vida

Y como norma, hábitos saludables. Según los expertos, el tratamiento ideal para la ITU debe considerar una hidratación adecuada que ayudará a reducir las bacterias. Las molestias de este tipo de infección responden rápidamente al tratamiento antibiótico, por lo que no suele ser necesario la toma de analgésicos. Una vez desaparezca el microorganismo y por tanto, no existan molestias, es aconsejable volver a realizar análisis.


Artículos relacionados

No dejes tu vida social por las pérdidas de orina

A muchos hombres que sufren pérdidas de orina les preocupa mantener el ritmo de su vida social. El temor a sufrir una pérdida puede ser un obstáculo, pero con el plan correcto puedes protegerte frente a las pérdidas y recuperar la confianza.

Mantenerte activo con pérdidas de orina

Hay muchas formas de tener todo bajo control y continuar con tu ritmo de vida habitual, sea cual sea el tipo de pérdida de orina que estés intentando controlar.