Parece que estás en <country>

Visita el sitio de TENA España para más información.

Prostatitis, qué es y cómo curarla


Te explicamos los síntomas, qué tipos existen y cómo prevenirla o tratarla.

cistitis hombres





Qué es

Si sientes dolor o sensación de ardor al orinar, dificultad para hacerlo o necesidad de hacer pis a menudo o de forma urgente, es posible que padezcas prostatitis, una inflamación de la próstata que también puede producir dolor en el abdomen, la ingle o la zona lumbar, así como en el perineo (la zona que está entre el escroto y el recto), el pene o los testículos. Orina turbia, sangre en la orina o dolor al eyacular son otros de los síntomas de la hinchazón.

La infección de vejiga o uretra y las que se transmiten por contacto sexual, padecer VIH/SIDA, haberse hecho una biopsia de próstata, tener un traumatismo pélvico o usar sonda urinaria son algunos de los factores de riesgo de esta enfermedad que afecta a hombres de todas las edades, aunque suele ser más frecuente en la mediana edad. También tienen riesgo de sufrirla los hombres de 50 años o más que presentan agrandamiento de la próstata. Aunque no todos los tipos de prostatitis se pueden prevenir,sí puedes ayudar a evitarla con una buena higiene personal.

Según la causa, la prostatitis puede aparecer de manera repentina (es el caso de la aguda, que suele mejorar rápidamente) o gradual (la crónica puede durar tres o más meses). Si sientes molestias, acude a tu médico lo antes posible porque, si no se trata adecuadamente, puede cronificarse. A veces la prostatitis se confunde con una enfermedad de transmisión sexual, por eso es importante hacer una analítica para diagnosticarla correctamente.



Cómo curarla

En la mayor parte de los casos, en hombres mayores de 35 años la E. coli y otras bacterias comunes son las causantes de la prostatitis, que puede comenzar en el epidídimo (un pequeño conducto situado encima de los testículos) o la uretra.

Cuando la causa es una infección bacteriana, la prostatitis se puede tratar con antibióticos, que se administrarán por vía oral de 4 a 6 semanas, aunque a veces hay que alargar el tiempo. En el caso contrario hablamos de prostatitis abacteriana crónica, que puede deberse a perturbaciones en el vaciado de la vejiga, la irritación causada por un reflujo de la orina hacia la próstata o problemas en los músculos del suelo pélvico. Su tratamiento es más difícil y suele consistir en controlar los síntomas.

Dentro de la bacteriana, la prostatitis aguda secura con medicamentos y haciendo algunos cambios en la dieta, aunque puede reaparecer o requerir hospitalización, administrándose entonces los antibióticos por vía intravenosa en forma de suero. En algunos casos podrían recetarte anti-inflamatorios para combatir el dolor. En ocasiones el problema dura meses o se vuelve recurrente, dando lugar a una prostatitis crónica.



Artículos relacionados

No dejes tu vida social por las pérdidas de orina

A muchos hombres que sufren pérdidas de orina les preocupa mantener el ritmo de su vida social. El temor a sufrir una pérdida puede ser un obstáculo, pero con el plan correcto puedes protegerte frente a las pérdidas y recuperar la confianza.

Mantenerte activo con pérdidas de orina

Hay muchas formas de tener todo bajo control y continuar con tu ritmo de vida habitual, sea cual sea el tipo de pérdida de orina que estés intentando controlar.

What are cookies?

Lorem ipsum dolor sit amet lorem ipsum dolor sit amet lorem ipsum dolor sit amet.